Debilitada May intenta lograr aprobación de su acuerdo de Brexit

La primera ministra británica, Theresa May, participa en un debate sobre el Brexit en el Parlamento en Londres. Enero, 2019 / REUTERS

LONDRES (Reuters) – La primera ministra británica, Theresa May, comparecerá ante los legisladores de su Partido Conservador el miércoles para anunciar posiblemente una fecha de dimisión, en un último intento para lograr un apoyo a su plan de Brexit, que ya ha sido rechazado dos veces en el Parlamento.

May, que atraviesa su momento de mayor debilidad desde que el Parlamento se hizo con el control del Brexit el lunes, no ha abandonado la esperanza de que su pacto para abandonar la Unión Europea sea aprobado, algo que según dice es la única forma de asegurar un adiós ordenado que proteja a los negocios.

La iniciativa del Parlamento pareció centrar las mentes, ya que algunos euroescépticos dijeron que podrían respaldar su plan antes de elegir a un nuevo líder para la siguiente fase de conversaciones con la UE. No obstante, hasta el momento, sus aliados norirlandeses mantienen su oposición.

Un legislador conservador dijo que la decisión de la primera ministra de hablar ante el denominado Comité 1922 a las 1700 GMT del miércoles sugiere que podría fijar una fecha de dimisión para lograr ese apoyo.

Casi tres años después del referendo de 2016 sobre la membresía británica en la UE, y tres días antes del plazo fijado inicialmente para que Reino Unido dejara el bloque, sigue sin estar claro cómo, cuándo o, incluso, si se consumará el Brexit, con un Parlamento y un país divididos.

May podría intentar llevar de vuelta su acuerdo al Parlamento el jueves, para ser votado por tercera vez, pero su portavoz aseguró que el gobierno solo lo hará si tiene posibilidades de ganar.

Su gabinete se reunió el martes para analizar la votación del lunes e intentar elaborar una estrategia para convencer a los 75 legisladores que necesita para lograr que el Acuerdo de Salida sea negociado con la UE a través del Parlamento.

“Tuvieron una larga discusión tanto en relación a las votaciones de la pasada noche como sobre el trabajo en marcha para lograr apoyo al acuerdo gubernamental que nos permita dejar la UE de manera ordenada lo antes posible”, dijo el portavoz.

“Si podemos celebrar y ganar una votación esta semana, entonces podremos salir de la UE en menos de dos meses con un acuerdo, que es lo que la primera ministra cree con firmeza que quiere la gente”, señaló.

El portavoz afirmó que May “se comprometerá de forma constructiva” con los legisladores que se hicieron con el control del Brexit el lunes en el Parlamento, pero les hizo una advertencia: no tiene sentido apoyar opciones diferentes que la UE no negociará.

Los legisladores tienen previsto presentar varias opciones, que van desde un Brexit no pactado a quedarse en la UE, por lo que el Parlamento ha llegado a un punto en el que debe decidir cómo sigue adelante con el proceso.

Jacob Rees-Mogg, el líder de una facción del partido de May que exige una salida abrupta de la UE, dijo que la elección parece ser ahora entre el acuerdo de May o el fracaso del Brexit.

“Siempre pensé que irse sin acuerdo es mejor que el pacto de la señora May. No obstante, el acuerdo de la señora May es mejor que no irse”, dijo en un podcast Rees-Mogg, quien afirmó que el tratado dejaría a Reino Unido como “un estado esclavo”,

“Creo que, al final, esa es la elección. Otra cosa es si hemos llegado ya a ese punto (…) Irse de la Unión Europea, incluso aunque sea de forma inadecuada y con trabajo por hacer después, es mejor que no irse”, agregó.

Reporte adicional de Andrew MacAskill, Elisabeth O’Leary y David Milliken; escrito por Elizabeth Piper y William Schomberg; editado en español por Marion Giraldo y Carlos Serrano