Donde mueren los sueños

Dibujo creado por José Luis Castañeda, caricaturista de Radio Dual Matamoros
Raúl González

Cada mes las aguas del río Bravo se llevan la vida de al menos 5 inmigrantes, la mayoría de ellos, escapando de la pobreza y la violencia quieren abrazar el “sueño americano” y encuentran un triste final a las orillas del río.

La pobreza, violencia y desempleo abundan en los países de Centroamérica, la incidencia de estos tres factores lleva a la desesperación a la gente que escoge marcharse persiguiendo un sueño con el fin de mejorar su economía, sin saber que se volverá una pesadilla.

México, por su ubicación es el lugar perfecto, el trampolín de miles de indocumentados que quiere llegar a EE.UU, la mayoría abandonó lo poco que tenía, trabajando en lo que sea en cada ciudad por la que pasan en su camino a la frontera, solo así pueden reunir lo miles de dólares que  las mafias les cobran por ayudarlos a pasar, luego  son abandonados a su suerte.

El problema de la migración tiene un rostro dramático y hoy ese rostro tiene un nombre, se llama Óscar Martínez; él y su hija Valeria de tan solo 2 años de edad, murieron intentando cruzar el rio, la imagen causó conmoción en todo el mundo, quien no se quebraría ante tan desgarradora escena, Oscar, boca abajo a la orilla del rio y su hija Valeria a un costado con el brazo rodeando el cuello de su padre en un último abrazo.

Hay una historia detrás de cada uno de los que están tratando de pasar la frontera, el discurso que el actual gobierno de EEUU tiene es que todos o la mayoría de los que pasan la frontera con criminales, violadores y asesinos, Trump aseveró que ellos traen delincuencia, son violadores y traen drogas, pero todos sabemos que la droga tiene otra ruta, no pasa con los migrantes que intentan llegar al otro lado de la frontera.

La verdad es distinta, la gran mayoría de esos migrantes inician su viaje sin tener idea de lo que les espera al otro lado, solo quieren una vida mejor para ellos y sus familias. Muchos de ellos llevan años intentado cruzar la frontera y no lo logran, bien sea por las difíciles condiciones de la ruta o porque logrando hacerlo son atrapados inmediatamente y luego son deportados.

Las políticas cada vez más restrictivas de Estados Unidos han convertido el tema de la migración en un asunto de seguridad nacional, por eso quiere que México sea un freno ante tanto indocumentado, por lo que este país ha endurecido el trato a los migrante que atraviesan su territorio poniendo aún más duro el camino al sueño de muchos

Ni el río Bravo ni las muertes asustarán a los migrantes, nada los detendrá, cualquier riesgo es preferible a seguir viviendo en la miseria, tampoco los parará el muro ni las patrullas que vigilan la frontera; el problema es que por cada escollo que aparezca surgirán nuevas rutas de paso, y serán mucho más peligrosas que las actuales con lo que la pérdida de vidas será mayor. También aumentará el costo que la mafia de “coyotes” cobra por llevarlos.

Al final muchos llegan, pero lo hacen para ver que el lugar anhelado es solo el cementerio de sus sueños.