Reforma del Estado, Administración Pública y Tramitología

Renán Gorriti

La Constitución del Estado, o ley de leyes, es arcaica. Debe enmendarse y adecuarse a esta realidad cambiada en era del conocimiento. El Perú está fuera de la realidad y a una distancia tan lejana del progreso como de la tierra a Plutón. Do quiera que nadie puede exigir derechos sin cumplir deberes, es preciso señalar que la Constitución que creemos obedecer no define claramente qué y cuáles son los deberes a cumplir. Redunda, eso sí, en embutirnos derechos que no recibimos. ¿Qué son los deberes? Lo que debo hacer, lo que me ordena a cumplir para recibir, en justicia, mis derechos. Pero no explica qué son y porqué deben cumplirse los deberes. No hay diccionario de conceptos, ni de significados cívicos. Nadie reclama el derecho a exigir la devolución de los dineros robados por los ex gobernantes de este país, por lo menos desde los 90 para pagar nuestras necesidades que hay muchas. Marchamos en protestas para cambiar palitroques. Estos si tienen el derecho de mandarnos a que asumamos el deber de servirlos pagando o reponiendo mediante el tributo, ése hurto de ellos, quienes esconden el dinero y la repartija para sí. Nuevos ricos, fabulosas fortunas despilfarros, contrabando, coca, enriquecimiento de altas autoridades funcionarios de la administración pública, generaciones que hasta hoy heredan y ahí están en los puestos y en la yugular de cada mandatario. Es la oligarquía del delito. Civiles y militares, así lo dice la defraudación fiscal. Lo denunció Héctor Vargas Haya a su tiempo. La corrupción y la crisis de legitimidad se extiende antes y después de Velasco, todos los gobiernos posteriores civiles tienen un fuerte acento militarista, pero detr+ás del telón. Montesinos y su pacto con los mandos militares, incluido el demócrata señor Tubino, es una prueba de ello. No hubo revolución alguna, pero si un retorno a la vieja oligarquía que allí quedó hasta hoy. El terrorismo terminó por aliarse con la corrupción, el narcotráfico. El gobierno fue tomado por los mismos que 50 años atrás gobernaron esta vez aliado con un joven monárquico oriental que es, Alberto Fujimori y el SIN con Montesinos y sus juramentos- y pactos con el poder judicial, en su tremendo abrazo con el mal.

La corrupción aumentó, los constructores gobernaban pero robaban. Hasta que descubiertos porque el fenómeno se expandió a otros continentes, pudimos sentir de rebote, el perjuicio. Tras una breve prisión y salen ricos sin devolver lo sustraído… No hay manera de enfrentar exitosamente estos retos sin una reforma del Estado. A pesar de adelantar las elecciones, el cáncer sigue. Pasar de un Estado elefante a otro eficiente, con los nuevos viejos es la tarea. Mientras esto ocurra, ningún plan podrá aplicarse de manera efectiva y satisfactoria. Pero una reforma integral del Estado lleva tiempo y las demandas ciudadanas no pueden esperar. En consecuencia, se necesitaría actuar de manera no convencional. Porque los partidos no existen, no responden, no hay líderes honestos y a la vista nadie pinta para presidente y menos para congresistas como los de 1980, por ejemplo. Hay mucho ignorante y comerciantes inescrupulosos que quieren el poder para enriquecerse. Y si no se cambia el estatuto electoral, tendremos a los candidatos eternos de siempre que nadie quiere. Y esto es lo que va a suceder con el adelanto de elecciones. Lo que propone Vizcarra, es bueno. Pero es como un detergente que lava pero no quita la mancha. Pero, claro, desde 1990, ni los militares dicen esta boca es mía. Porque parecería que están de acuerdo y detrás del telón, tras Morales Bermúdez y el pacto de Montesinos, hoy y siempre asesor del fujimorismo que hipnotiza los cerros.

Pero, con optimismo hay maneras para romper paredes y cuellos de botella en las regiones, municipios y oficinas sectoriales como empresas del Estado. En cada una de las regiones debe establecerse un Comité Multisectorial Regional con agenda y cronograma propio, con reuniones descentralizadas una vez al año y cuando las circunstancias así lo ameriten. Debe ser presidida por el Señor Presidente de la República y con presencia de su gabinete, in situ según sea el caso. No visitas de médico. Los presidentes regionales se han convertido en curacas que multiplican el hurto y la corrupción.

Debiera disponerse la creación de un sistema unificado de compras, de función descentralizada y única de licitaciones del Estado (PROCOMPRAS) donde incluya las regiones y municipios para terminar con los entrampamientos, destiempo y coimas estableciendo un plazo tope de vencimiento. Si quieren participación popular, que la población se organice en comités vecinales en apoyo a los serenos y policías para combatir la corrupción y el delito. Hay miles de jóvenes desocupados que pueden enmendar el país. Es preciso se ejecute un programa de audiencias públicas en el caso de las regiones, y otro programa de atenciones personalizadas entre funcionarios y solicitantes en mesas de trabajo. Porque abiertamente no se han renovado los funcionarios que son dueños de los puestos desde 1990 y antes, entre fuji aprokeikistas que entrampan las gestiones, esconden los expedientes y caminan de acuerdo a cuotas para pedir al sufrido pueblo odiseo, como favores, lo que son sus derechos. El Estado no camina porque no hay renovación de funcionarios, muchos con procesos disciplinarios mangoneando, y los de carrera, tienen mil caras para cada cándido que va a gestionar. Hay honrosas excepciones pero eso no cambia a la mona sino solo a su seda.

Los libros de reclamaciones como las normas del silencio administrativo vencidos los plazos deben ser, y no lo son, de inmediata y obligatoria ejecución. Dependerán de un sistema y de una Oficina Nacional de Control a implementarse, con la participación de organismos técnicos como defensoría y contraloría pero bajo la lupa de ciudadanos electos que midan y evalúen los cambios de la realidad local. El Jefe de este organismo deberá depender de la Presidencia de la República, con asiento en el Gabinete. Cabe efectuar el cambio de Año Base en las Cuentas Nacionales. Reorganizar el INEI y el sistema estadístico nacional, con estadísticas que emerjan de los distritos y ahonde en los sectores excluidos donde no hay muestras ni variables que coadyuven a focalizar con exactitud la realidad nacional. Registro y focalización de los hogares pobres. Generar información a nivel provincial y distrital. Construir el Nuevo Índice Nacional de Precios al Consumidor (IPC). Aprobar la nueva ley del INEI y del Servicio Estadístico Nacional. Derogar el DS 058 del 2006 a fin de que dependa del Presidente el nombramiento del Jefe del INEI y del posible INP. Actualizar y automatizar la cartografía de censos y encuestas.

Si recuperamos el dinero saqueado del erario nacional que es fruto de nuestro trabajo y sudor diario, el PBI nos permitiría ese dinero comprar y equipar en cada región por lo menos dos grandes hospitales de atención, uno especializadlo con médicos especialistas y otro para los casos de consulta externa. Esto no excluye que las parroquias abran clínicas para la clase necesitada. Uno mínimo en cada provincia a cargo de los gobiernos locales, con tarifas cómodas y medicinas genéricas y servicios médicos especializados con equipamiento de tomografías, radiografías, y análisis. Equipar de inmediato las postas médicas pagadas por MINSA con médicos que cubran la atención en las 24 horas y con abastecimientos de medicamentos genéricos. Y que las atenciones traigan citas que no excedan una semana.

Para la Tercera edad, disponer la media entrada tanto a los espectáculos culturales, artísticos y deportivos, como en los boletos de viajes y pasajes en todo el territorio, en restaurantes, piscinas, saunas, ferias y festivales a los ciudadanos a partir de los 65 años, en pago a sus servicios cívicos a la nación. Que aumenten sus pensiones de hambre.

Crear un Sistema Nacional de aprovechamiento laboral y experiencia de LA TERCERA EDAD en las regiones donde los adultos mayores puedan prestar su servicio de voluntariado recomendando y aplicando ciencia y experiencia. Construcción de Centros de albergue o tambos a nivel nacional con instalaciones eléctricas de calefacción en la Costa, Sierra y Selva para los niños campesinos y comuneros, con un plan de educación y de nutrición, con prioridad en los lugares donde haya friaje.

Contratar para las regiones a profesionales desempleados como ingenieros industriales, médicos, agrónomos y otros como profesores de educación laboral, retroalimentando la enseñanza técnica y laboral en los Institutos Tecnológicos, industriales y agropecuarios .Apertura de Institutos Tecnológicos de educación gratuita. Recuperación de cientos de locales deteriorados y en abandono como terrenos y reconstruir no menos de mil centros educativos del Estado estatales y de comercio exterior que enseñen a ganar dinero y no a gastarlo en otros países que nos inundan en mercaderías y hasta poblaciones. En la próxima, hablaremos de la educación en extenso. Porque los planes educativos son blablablá, y la enseñanza NO es gratuita. Los jóvenes no pueden estudiar superior, porque están misios y el Estado los deja al delito. Qué se puede esperar de ellos. En el próximo tema, abordaremos esto.