El sabio Von Humboldt y el Perú

Ernesto Pinto Bazurco Rittler

Con ocasión del 250 aniversario de nacimiento en Berlín de Alexander Von Humboldt, que se celebra este mes,  cabe recordar varias publicaciones que se han hecho sobre el sabio y sus vínculos con el Perú. Ente las más destacadas están las del historiador peruano Teodoro Hampe Martines que nos recuerda la relación del sabio universal con el Mar Peruano. Humboldt y el mar peruano, que exploro entre 1802 y 1803, lo que trajo consigo una serie de sustanciales aportes al conocimiento científico. Con respecto al Océano Pacífico, sus aportaciones más importantes están vinculadas a la náutica y la cosmografía, entre las cuales destacan  su teoría sobre el origen de las aguas frías de la Corriente Peruana, que es conocida como la de Humboldt.

La historiadora Scarlett O’Phelan  analiza la relación de Humboldt con el Perú a partir de los recursos naturales que ofrecía el virreinato peruano y que llamaron la atención del científico alemán. Dentro de ellos cabe destacar los yacimientos mineros que, debido a su formación mineralógica, le resultaron de gran interés; sobre todo las minas de Hualgayoc, Cajamarca, y el mineral de Cerro de Pasco. Otro recurso que destacó en sus escritos fue el del guano de las islas y su uso como fertilizante y, adicionalmente, se preocupó por la recesión en la producción y exportación de la quinina.

Humboldt es también el nombre – icono- que se identifica con el saber. Fue capaz de resumir los conocimientos de disciplinas tan variadas como la etnología, la arqueología, la lingüística, la mineralogía, la geología, la botánica, la oceanografía y la biología marina. Y esto no en un laboratorio o en el salón de una universidad. Sino en intensos y riesgosos y larguísimos viajes en los que pudo poner en práctica sus conocimientos. Los que generalmente han constituido un aporte importante a la Humanidad.

Por ello la beca de mayor relieve que otorga la República Federal Alemana lleva ese nombre. Humboldt identifica el prestigio científico, la seriedad de la investigación, con la nación alemana.  Entre los científicos a nivel mundial que obtuvieron esta beca esta un peruano doctorado   en derecho ambiental. Es también un ejemplo como   se maneja el factor prestigio vinculándolo a personas. En el Perú andamos algo atrasados al respecto. Creemos aun que, dado el valor a ruinas o platos de comida o al Pisco, el país se prestigia. Y se ha descuidado la promoción de personas de intelectuales que merecen reconocimiento universal.

Hoy en que el tema ambiental esta tan vinculado a la relación del Hombre con la naturaleza, en Alemania se discute arduamente entre los que han politizado el cambio climático, y los que sostienen que esto es solo un medio para frenar la industrialización. Hay otros aspectos que gravitan el escenario internacional, entre los que están la preocupación de que países como el Perú, sen víctimas de los que ofrecen tecnología cara para combatir el Cambio Climático y para ello desatan un lobby que crea histeria en tanto que fuerza la adopción de normas.  Como se ha visto, la última reunión de países amazónicos realizada en Leticia a nivel presidentes, concluyo – tal como lo habia previsto en mi anterior articulo- en la adopción de tecnologías europeas.

Por lo tanto, hoy, la   imparcialidad y serenidad científica de Humboldt debería ser el símbolo de la cooperación peruano- alemana. En este entendido estoy asistiendo acá en Alemania a eventos conmemorativos.  A propósito del valor histórico de la ciencia: Normalmente un museo es donde se exhiben cosas del pasado. En Berlín acaba de inaugurarse el Futurium, donde se exponen cosas del futuro.