Tiene pico, plumas y camina como pato…¿será pato?

Óscar Fernández

El golpe de Estado está consumado y sólido. No hay posibilidad de marcha atrás. Olaechea, algunos congresistas y muy pocos periodistas y comentaristas son lo único rescatable pero es muy poco para el aluvión golpista y violador de la Constitución. 

Vizcarra es el faite, el valiente, el chavetero que no tiene miedo y eso le gusta a la gente: Tatán, tirifilo, Cri Cri y tantos otros «machos» son leyenda popular. La mancha respalda a Vizcarra, porque es un presidente macho, sin miedo, decidido y capaz de tumbar a cualquiera. Especie de marshall, alguacil, sheriff y eso gusta porque garantiza la lucha contra los delincuentes y a nadie le interesa que sea un bandolero. El imaginario popular apunta a que ya tenemos alguien que nos puede defender y parar los machos a tanto delincuente y mafioso. Hay mucha cólera contra el Congreso «esos cojudos que solo saben hablar y se la llevan fácil». 

El otro gran frente de la violación constitucional son los Medios que interpretan qué le gusta a la gente, que saben dosificar «la noticia» y que cuentan con periodistas con altos sueldos, sueldos que no conseguirían en otra empresa y que son los propiciadores e incondicionales del Golpe. Ellos «saben vender» y permiten a sus empresas captar el billete de la publicidad estatal y privada. Los Medios son un frente muy grande y cubren a los familiares y amigos de cualquier acusación de corrupción. Decirles «guaripoleras» o «focas» no los afecta, ninguno está dispuesto a reflexionar, ni buscar la verdad: Hay una estampida.  

Asimismo, nadie imaginaba un golpe de Estado. Eran cosas del pasado que no se repetirían nunca más porque nuestro destino era la democracia, la institucionalidad, el mundo libre y el desarrollo. Nunca más se conseguiría un general golpista, pero…  Vizcarra unió los hilos, movió a los comunistas y tanto tonto útil y se adelantó: GOLPE DE ESTADO sin tanques en la calle, con respaldo popular y agitación de los rojos ¿prometió Vizcarra miles de millones de dólares para nuevas armas rusas?  

¿Durará Vizcarra el mismo tiempo que el velascato? Tal vez…

El país está listo para el festín estatal de la rojería.  Solo falta tomar el BCR donde José Chlimper y Rafael Rey ya están bajo la picota roja   Keiko y PPK mandaron al diablo el contingente popular liberal más grande de la Historia peruana. Los empresarios «bien gracias» y como siempre harán grandes negocios con la dictadura, los chinos se apoderarán de la minería y las grandes obras que eran  «encargadas» a Odebrecht y al club de la construcción. Se abre la puerta a una nueva etapa populista. ¡Qué paradoja, será financiada con los fondos generados por el mercado libre y la constitución de 1993