Nosotros, los de ayer, no salimos de lo mismo

Renán Gorriti

Nada está definido en el Perú. ¿Vizcarra hará demasiado en poco tiempo? Y aunque la inflación subió en un 0.14%, o sea el costo de vida no doblega su ofrecimiento de 5 puntos. Y debe hacerlo en año y medio al 21. Sin partido, sin equipos especializados, acaso ministros de escritorio, amigos de confianza y con su cancha, -la nuestra-, sembrada de minas explosivas. Solo tiene el apoyo de una población asustada. Las pruebas están da la calle. ¿Y cómo vamos a pedir peras al olmo, si son exigencias de roto a descosido? Con las trampas que tiene, es un suicidio. Pero que Dios nos acompañe, sin CONFIEP ni CADE.

El 80% de la población peruana vive en las ciudades, y los campos de cultivo se han reducido. La necesidad principal era y es el agua. Y lo será más en el futuro sea por los cambios climatológicos o el crecimiento de la población en lo rural y urbano.

La costa concentra más de 50% de la población total del Perú. La población peruana es mayoritariamente costeña. Tiene 17 millones y en la sierra 8 millones. En la selva, 4. La costa, con mayor inflación anual seguida de la selva con 1,0%. Y  la sierra con  crecimiento promedio negativo de 0,6%.

Lima pasaría los 9  millones. Tiene 43 distritos, y la región Lima pasaría los 10 mil. ¿Cómo atender esto en año y medio? Así las cosas, en el escenario está el mandatario y en la platea, un público pidiendo pago rabioso y en efectivo.

La atención en la salud está muy atrasada, el seguro social desfalcado y endeudado. No sirve. La demanda de enfermos supera la oferta enclenque de un seguro a rastras. Hay que ser cholos de acero inoxidable para atenderse en los hospitales, porque necesitas más de un mes de resistencia física para atenderte y un año para operarte, con suerte. No hay construcciones, ni equipamiento o maquinaria nueva y buena (están siempre malogradas) de atención especializada y no hay remedios, mucho menos calidad y rapidez en la atención externa, demora meses y es costosa. Y cuál es la angurria de los políticos para llegar al poder con este cuadro. ¿Resolver los problemas acaso? Primero cobremos en caja, en el Congreso. Todos quieren repetir plato. El JNE es generoso. Y es fácil ofrecer populismo. No hay vocación por servir, sino por negociar sacando manteca al chancho flaco.

Otra necesidad es la educación de calidad basada en la ciencia y la tecnología, para la producción, el trabajo, y el ahorro interno. La educación debe estar dirigida a las personas y ser gratuita en todo lo posible.

El trabajo calificado es otra demanda para los bienes y servicios priorizando no a las grandes empresas sino a los emprendedores que controlen sus ingresos e impuestos que hoy desaparecen de la caja fiscal y pasamos hambre.

En cuanto a la reforma o las enmiendas en la Constitución, hay algunas cosas que deben ser cambiadas, el sistema judicial debe ser elegido y escogido por el pueblo. Sus jueces, fiscales y jurados. Con voto universal directo y secreto, igual que cuando se elige  presidente y congresistas. Y gobernadores y alcaldes. Para que den cuenta al pueblo que controla. Así se tendría autonomía técnica y no puestos elegidos a dedo, sin controles, donde se fomentan las coimas, las injusticias,  los cuellos blancos, para abrir cancha a la delincuencia e inseguridad, la impunidad y el blindaje a la corrupción. Todos los poderes vinculantes con el delito contra la nación peruana. Chile lo sabe, los otros vecinos, también.

Ni que decir de la minería porque agua y oro no tendrían que enfrentarse si hubiera equidad en los beneficios de negociación y de intercambio y no el pillaje que ha dejado encono de siglos al país, a los olvidados que pisan un oro que no les beneficia sino a empresas inversionistas piratas como Odebrecht que vienen a esquilmar dejando solo 4 casuchas y miles de enfermos. Hace 30 años

Los Fujimori, son  inmigrantes japoneses de primera generación que el país conoce por codiciosos. Quieren gobernar 30 años más, con o sin Keiko, pero sin querer devolver la plata que se llevaron y que pocos les reclaman para solucionar nuestras necesidades básicas. Con esa plata compramos dos países. Somos agrarios, queremos agricultura sin contaminación de humos ni relaves, recuperación de bosques, de tierras eriazas, represas de agua a gritos, en zonas andinas altas y valles y tierras de secano.

En suma, una infraestructura productiva. ¿Será eso una tarea al 2021? Pero ¿hay plata en caja? Debe haber, como diría Ramón Castilla.

Nadie dice nada. Se llevaron nuestros ahorros del fisco porque para eso, según el pacto colonial, ahorramos y trabajamos elevando el PBI. Es que quieren más y más. Para que los ricos sostengan a los pobres. ¿O es al revés? Lo mismo que querría el Apra, -hoy sus maestros y  hermanos en el dolor- , para subsistir en la torta,  sobre los restos de Haya y Alan.

Y Japón no abre el pico. Claro, si aquí ni la misma prensa reclama los hurtos, menos lo harán los que no tienen poder.  El poder, que son 4 en realidad, lo sigue manejando Montesinos desde 1992, en casi 30 años. Cambiamos de planes pero siempre será la misma burra con la burocracia que se puso allí, y nos resulta inamovible,  sin variación y nos dan, -bien enquistados-, mucho más de lo mismo, sin que nada cambie. Cambiados pero siempre los mismos.

Sí, con los fujimoristas como que Vladimiro, el Doc, se los dijo entonces a los Tubino,  la Chávez, Luz Salgado,  y además con ciertos militares que levantaron copa y actas,(ver videos)  sellando un juramento en las salas del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), en donde entrenaron a Fujimori para copar todo el poder dictatorial vinculante. Pusieron un chino derechista y no un chino socialista como Velasco (no capitalista, no comunista) que ni empezó ni terminó. Y luego con el tiempo, el keikismo, adiestrado por los alanistas cuyos acólitos pretenden volver a reelegirse cuando el pueblo les dice NO por corruptos e ignorantes, no en las encuestas sino en ánforas, y permitido con mandato constitucional: El referendo.

Queremos un Congreso digno que sirva al Perú y no se aproveche de él. Quién oye, padre.

Las dos grandes enfermedades sociales del Perú, el Apra y el fujimorismo de hoy pues. Ya no salen.

Pero el Poder Judicial no es claro, no lo estuvo, no lo está, no dice nada, no oye, no ve, no entiende, está mudo, pero saldrá con repentinas sorpresas y de tanto tontearnos nos querrá poner de nuevo la montura del continuismo. A pesar de la consulta popular de Vizcarra al pueblo, que no los quiere ver ni en pintura reelegidos por ser el ejemplo más corrupto de la historia que nos hunde en el esclavismo moderno.

 Lo que elegantemente menciona Jorge Morelli cuando afirma “que una generación de jóvenes de aquí a 30 años, que,  cuando esté realmente a cargo, no habrá olvidado lo que pasó hoy. Y podrán dar el salto para escapar de la trampa de la democracia de baja gobernabilidad”.

Claro, si los dejan. Porque al paso que vamos, sin educación de calidad y no de aulas que se caen,  y sin que compulsivamente, la SUNAT  nos pase el sombrero, nada somos. Mucho menos sin ingresos por falta de trabajo y, menos aún, sin recobrar la plata que necesitamos para la mente, la educación de calidad, y la salud. No para la construcción civil de los Graña y demás, sino para la ciencia y la tecnología que necesitan los jóvenes o sea los genes andinos, los dueños de este país, la falla dormida de la democracia boba…que se transforme en una nueva democracia—según Morelli—con representatividad y gobernabilidad basada en un NUEVO equilibrio de poderes que debe ser enmendado en la misma Constitución con mayoría de la población: los jóvenes.

Oiga, pero qué dice. Aunque el político robe, que haga obra. No lo digo yo, sino la calle y la historia. Robó pero hizo obra. Pero hasta en la obra también robaron con sobreprecios. A dos cachetes. Claro, los empresarios dicen que la culpa  es de los comunistas, los cucos rojos que no pueden inscribirse por no pasar la valla (y que son ellos los que hacen pedacitos el país). Meten miedo aprovechando la ignorancia y la pobre inocencia de la gente  Y los empresarios al poder llorando miserias Siempre colgados de la teta del Estado. Bueno, este es el resultado de nuestro desarrollo pegado como papel a la pared con mocos de niño.  

Dicen que siguen la cuerda de la convivencia colonial y corrupta. O sea, la democracia inventada por los mestizos como producto de los criollos mezclados con indios que la impusieron  mucho después que los criollos o hijos de los españoles tomaran el poder para apoderarse del incario. Y acabar con un imperio que los mandó detrás de los andes, como esclavos,  quitando territorio y desapareciendo una gran cultura del paleolítico superior, cambiando leyes por culturas dominantes feudales que vinieron desde el norte de Europa, y que aún tenemos aquí y ahora en nuestras mentes, genes y espíritus, cual demonios intoxicados de Dios.

Y las vivimos ciegamente aferrados a ella, en los Poderes del Estado, con una democracia mentirosa, vieja pero con marimoñas de joven, siempre joven, siempre dispuesta. Un país entregado a un Drácula diabólico chupando sangre  con púdica delicadeza de niña. Como que ilusamente creemos ser un país adolescente  que siendo colonial sin recato  mira al bicentenario sin haber salido siquiera del primero. ¡Vaya!.

 El Perú es un encontronazo de tribus, de caciques y señores que negociaron con los inkas para ser un Estado de pueblos organizados y vinculantes bajo un régimen unitario, sin quitarles su autonomía y costumbres. Menos sus riquezas como lo hicieron. Y que nunca pudo ni puede tener identidad sino trastornos y olvidos.  Por eso, tras cien años de independencia, somos una quimera con una declaración doliente de 500 años de alcohol y embrutecimiento.

 Y el JNE que ya tiene esa consigna oficial de que perduren los de siempre, desearía que vuelvan a presentarse en los mismos comicios, que, ahorita, el pueblo lo presiente pero no lo dice.

La consigna del JNE viene desde 1992 cuando Montesinos y el fujimorismo con los oficiales de las Fuerzas Armadas hicieron juramento de copar como que lo hicieron,  los 4 poderes del Estado para quedarse por siempre en el poder. Sin cambios que no sean los de placeres en islas paradisíacas para los pudientes. Pero ¿no lo entiendes? no puedes  ayudar a los pobres destruyendo a los ricos, ni fortalecer al débil debilitando al fuerte, dirán otros. Pero es que la economía de mercado, aquí no existe ni quiere, mucho menos en el contenido social. Entiende cholo, eso está pactado desde el criollaje de más de 400 años. Roque, Dionisio, Brescia, los constructores Graña, si lo entienden. Rodríguez Pastor, y los partidos de ese entonces y los de ahora así lo entienden. Los pobres jóvenes sin AFP ni seguro, no lo entienden. Y estarían desubicados, con razón.

Desoyen la voz popular, consultada democráticamente. No en encuestas sino en las ánforas, que no los queremos porque este congreso es el más corrupto e incapaz que ha destrozado la vida nacional, la obediencia civil. Y domesticado,  o más bien, esclavizado a un sector de peruanos, que no salen del coloniaje pues tienen un pensamiento igual que el de 1535 con el Poder que no cambiará nada. La mafia seguirá dominando la historia del Perú, y la CONFIEP -con su gazmoñas- que han salido de la pobreza 9,5 millones  en 20 años, pero cuantos entrarán pronto a la pobreza? Los jóvenes emprendedores tendrán que repensar el país, sin fósiles ni formoles con cara de yo no fui.