Riesgo país de Argentina firme ante intrigas de corto plazo como definiciones sobre deuda

Foto de archivo del presidente electo Alberto Fernández en un evento en la provincia argentina de Tucumán. Oct 29, 2019. REUTERS/Agustin Marcarian

BUENOS AIRES, 13 nov (Reuters) – El riesgo país argentino siguió en alza el miércoles, en niveles similares a los anotados a inicios de septiembre, por una persistente cautela ante crecientes dudas por parte de inversores institucionales sobre las políticas del nuevo Gobierno a asumir el 10 de diciembre.

Publicidad

Operadores afirmaron que la incertidumbre sobre el accionar del electo peronista Alberto Fernández, como una previsible renegociación de deuda, influyen en desmedro de los activos, a lo que se suman las tensiones políticas en la región que alejan potenciales inversores.

El referencial de riesgo elaborado por el banco JP.Morgan subía 21 unidades, a 2.513 puntos básicos (2003 GMT), frente a su nivel máximo cercano a las 2.600 unidades anotado 10 semanas atrás y récord durante la gestión del neoliberal Mauricio Macri.

“El riesgo país EMBI+ llegó a niveles máximos en los últimos dos meses, impulsado por la aversión al riesgo de los inversores”, dijo el agente de liquidación y compensación Puente.

Los bonos soberanos extrabursátiles registraron una merma promedio del 0,5%, encabezados nuevamente por la baja registrada en el bono ‘Disc’ nominado en dólares.

En la plaza bursátil, el índice S&P Merval cayó un 3,26%, a 32.340,7 puntos, con lo que acumula una baja del 9,84% en una seguidilla de cuatro sesiones consecutivas.

El peso mayorista se depreció apenas un 0,04% a 59,72/59,73 por dólar en una plaza regulada por la intervención de bancos oficiales, al tiempo que en la franja informal cayó un 1,87%, a 65,75/66,75 unidades, y en el arbitraje de activos usado para fugar capitales ante los controles de cambio se ubicaba a 76,06 pesos por dólar.

“Como viene sucediendo últimamente, solo las compras oficiales (de dólares) justifican la evolución de los precios y absorben el excedente de oferta que no encuentra contraparte del lado de la demanda genuina” por la rigidez de los controles cambiarios, sostuvo Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

Al margen del banco central dispuesto a adquirir dólares, como único gran demandante de la liquidez sobrante frente al duro ‘cepo’ cambiario vigente -donde las personas físicas solo pueden comprar 200 dólares mensuales-, el también estatal Banco Nación absorbió divisas de la plaza mayorista, coincidieron operadores.