Ejército boliviano despliega blindados para desbloquear importante planta de gas

Una barricada en Senkata, Bolivia. 19 de noviembre de 2019. REUTERS/David Mercado

LA PAZ, 19 nov (Reuters) – La policía y las fuerzas militares de Bolivia movilizaron vehículos blindados y helicópteros el martes para desbloquear el acceso a una importante planta de gas en la ciudad de El Alto, en una muestra de fuerza después de que cercos a las instalaciones interrumpieron el suministro de combustible a La Paz.

Helicópteros sobrevolaron carreteras alrededor de la planta de gas Senkata, operada por la estatal YPFB, que fueron bloqueados con pilas de neumáticos en llamas, según un testigo de Reuters.

Publicidad

La Asamblea Legislativa de Bolivia, donde legisladores leales al expresidente Evo Morales tienen mayoría, dijo que suspendió la sesión prevista para la tarde del martes en la que se iba tratar el llamado a nuevas elecciones y la renuncia de Morales, para evitar una escalada de las tensiones en el país. “La décima tercera sesión ordinaria de la Asamblea (…) será suspendida a efectos de crear y contribuir a la generación de un ambiente propicio para el diálogo y la consiguiente pacificación del país”, señaló un comunicado de la presidencia de la Asamblea Legislativa Plurinacional.

La nueva jefa del Senado y legisladora del MAS, Mónica Eva Copa Murga, dijo a periodistas que la asamblea prepararía una legislación para anular las elecciones del 20 de octubre y avanzar hacia nuevos comicios lo antes posible. Las dos cámaras del Congreso se reunirán por separado el miércoles.

Juan Carlos Huarachi, jefe del poderoso sindicato del Centro de Trabajadores de Bolivia y una vez un incondicional partidario de Morales, pidió a los legisladores que encuentren una solución. “Nuestra única prioridad es traer la paz al país”, dijo a periodistas.

Por su parte, Jorge Quiroga, ex presidente y crítico de Morales, dijo que el exlíder quería ver “arder” Bolivia, haciéndose eco de otros detractores que dicen que ha continuado avivando los disturbios desde México, lo que Morales niega.

En tanto, en La Paz -la sede de gobierno de Bolivia- la población está sufriendo la escasez de combustible y de alimentos, debido a los bloqueos de rutas que partidarios de Morales mantienen para desabastecer la urbe altiplánica.