La conexión árabe (IX Parte de Crónicas de un odiador)

Uri Ben Schmuel

En este  entramado de personajes que hemos venido presentando en las últimas entregas de estas crónicas aparece otro actor que, sin duda, hace levantar una ceja cuando se analiza la oportunidad de su participación en esta historia. Se trata de la cadena árabe Al Jazeera y su reportaje titulado “The Sodalitium Scandal”, producido ni más ni menos que por Paola Ugaz. Cabe señalar que este documental, dirigido por el periodista peruano Daniel Yovera y por Seamus Mirodan, sustentó toda su tesis argumental en cuatro testigos. Dos de ellos ya han sido condenados por difamación, a causa de las declaraciones vertidas en ese reportaje. Uno se retractó. Y el cuarto sigue inmerso en un proceso por difamación. La solidez argumentativa y la credibilidad de las fuentes, columnas básicas de una investigación periodística, son, por decir lo menos, muy deficientes en este reportaje. A pesar de estos hechos, no deja de sorprender que algunos periodistas, entre ellos Pedro Salinas, continúen citando como “fuente” válida el mencionado reportaje de Al Jazeera. Incluso se ha llegado al despropósito de proponerlo como “prueba” en el marco de un proceso judicial. Y lo que es aún más sorprendente es que, a pesar de los esfuerzos mediáticos y legales que se vienen realizando, el documental difamatorio sigue en circulación.

Ahora bien, volviendo al documental la pregunta es: ¿por qué un medio de información e investigación periodística de tipo político se tomaría “la molestia” de emprender un viaje al otro lado del mundo para “interesar” a los televidentes globales sobre una indagación que apenas se sostiene en versiones de parte, con casos ya prescritos por la ley peruana y pruebas irrefutables de cabildeo en contra de la Iglesia Católica? La pregunta es relevante, pues evidencia el interés de un sector ideológico por impulsar una agenda con objetivos muy concretos. Para ello, asociarse con una cadena tan foránea y ajena al Perú como Al Jazeera está justificado.

Resulta de mucha utilidad un artículo publicado por el portal Político.pe bajo el título de “¿Por qué una cadena árabe como Al Jazeera tendría interés en financiar un reportaje contra la Iglesia Católica?” (1) Allí se menciona que Al Jazeera cobró notoriedad luego de los atentados terroristas del 11 de setiembre en New York, por transmitir los mensajes de Osama Bin Laden y Al Qaeda. Además, uno de sus corresponsales fue condenado en España a siete años de prisión por actuar como captador de financiamiento de la organización subversiva. Y se pregunta: “¿Por qué una cadena árabe como Al Jazeera tendría interés en financiar a periodistas ligados a una empresa de comunicaciones en lobby permanente con el Estado, y que dedican la mayor parte de su tiempo y plataformas a atacar a la Iglesia Católica?”. Los intereses primordiales de Al Jazeera no estarían, aparentemente, muy alineados con el objeto del documental que realizaron en el Perú. ¿Por qué lo hicieron?

La respuesta no es muy clara. Sin embargo, al mirar la escala, volumen y repercusiones legales, institucionales y hasta económicas de alcance internacional que la campaña anticatólica —usando como punta de lanza una organización religiosa como el Sodalicio— ha conseguido establecer bajo el extraño y misterioso “liderazgo” de Pedro Salinas, algunas luces se encuentran.  Por un lado, parece claro que estaríamos apenas ante el hito fundacional —en esta región— de una estrategia para llevar a la propia Iglesia Católica ante los máximos tribunales del orbe. Para ello la ayuda de cualquier elemento es válida, incluso de Al Jazeera.  Por otro lado, se evidencia la existencia de un grupo de poder con interés en que este material se siga difundiendo. De otra forma, como dijimos, no se entiende cómo sigue este reportaje en circulación a pesar de que está sustentado en testimonios falsos y carece de rigor periodístico.

Viendo las cosas con un poco de perspectiva, cabe preguntarse: ¿sabrán los directivos de Al Jazeera la calidad de trabajo que han hecho sus socios peruanos y el uso interesado que le vienen dando al documental que ellos auspician?

[1] www.politico.pe/por-que-una-cadena-arabe-como-al-jazeera-tendria-interes-en-financiar-un-reportaje-contra-la-iglesia-catolica