El apreciable aporte del Sector Servicios

Aníbal Sánchez

En el Perú, como en diversas economías del mundo, el Sector Servicios, o Sector Terciario, ha venido creciendo en forma muy importante, logrando protagonismo y una dinámica superior al promedio de la economía, tornando en vida propia un amplio abanico de actividades que en conjunto generan la mayor parte del valor agregado total. En el caso peruano más de la mitad del PBI peruano y del empleo, se genera en los servicios. Un sector que viene exhibiendo protagonismo a medida también que la economía se moderniza, los servicios van ganando vida propia e incluso se dinamizan con los avances tecnológicos. En el año 2019, el sector terciario peruano ha crecido en cerca de 3,7%, cifra muy superior al crecimiento de la economía total, datos oficiales disponibles, a noviembre. Algunas actividades con un dinamismo en verdad destacable, como por ejemplo las Telecomunicaciones, que aumentan a tasas superiores al 5,0%, no es para menos, la telefonía celular, el internet, por mencionar dos de ellos, van subyugando para bien, los negocios, la vida rutinaria de las personas y de los hogares. 

El crecimiento económico en gran parte de los países del mundo desarrollado viene siendo impulsado por el Sector Servicios, la predominancia de estos en las economías es creciente, por supuesto abarcan diversidad de actividades que en forma horizontal van integrando la economía en su conjunto. Por ejemplo, los servicios de transporte, de todo tipo, son imprescindibles en las actividades agrícolas, pecuarias, agroindustriales, mineras, manufactureras, porque gracias a este servicio los mercados son más fáciles de alcanzar, permitiendo abastecer a las industrias de insumos, a la vez colocar los productos terminados en el mercado más cercano o lejano, hablamos del transporte terrestre, aéreo, fluvial, por tubería, sirven al comercio interno o al internacional. En la economía peruana, el sector transporte, viene  creciendo a tasas cercanas al 4,0%. Destacando el transporte por vía aérea; tanto de pasajeros como de carga. También, el transporte por tubería con tasas superiores al 4,0%, dado que también producimos hidrocarburos que tienen que trasladarse de un lugar a otro. O el tráfico de pasajeros y carga por vía terrestre carretero y por línea férrea.

Otras actividades bastante dinámicas son los servicios hoteleros y de restaurantes, la demanda de ellos es cada vez más creciente, por la intensa movilidad espacial de las personas, y el turismo. Todos nosotros en algún momento, en cualquier viaje corto o largo, no podemos prescindir de ellos. Tenemos que descansar y alimentarnos. Son parte, pues, de esa enorme gama de servicios que articulan la economía, y que son imprescindibles en la actividad turística que fusiona bien diversas actividades, a la vez se va afianzando como una alternativa viable de crecimiento económico y de generación de empleo. Combinando, por supuesto, la belleza del paisaje peruano, la riqueza de su historia o nuestra culinaria. Los servicios de Alojamiento y Restaurantes a noviembre del 2019, creció en 4,6%, principalmente por la mayor actividad de los restaurantes.

En este intento por destacar la producción de servicios para el mercado interno e incluso para la exportación. No es posible hablar de producción de bienes, sin los servicios de agua, gas o energía eléctrica, no hay industria que se mueva, no hay negocio que prospere, sin estos elementales y vitales insumos, en muchos casos proveídos por empresas públicas, pero también privadas, servicios que vienen creciendo en el año a tasa superiores al 4,0%. O la actividad financiero y de seguros con gran dinámica en la economía actual del país, por la liquidez que provee, viene creciendo a tasas superiores al 6,0%. También, las actividades de publicidad e investigación de mercados; agencias de viaje y operadores turísticos, actividades profesionales, científicas y técnicas, servicios administrativos y de apoyo.

Los servicios están dirigiendo la economía, a veces sólo si se los ve de soslayo, es hora de darles el protagonismo que han ganado a propio pulso, ya que son gravitantes para todos nosotros.