Relanzarán concesiones y plantaciones forestales

El Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) relanzará en el segundo trimestre las concesiones forestales con un enfoque que considera el aprovechamiento de los recursos maderables y también servicios ecosistémicos, como el ecoturismo.

El director ejecutivo de Serfor, Alberto Gonzales-Zúñiga, indicó que se están trabajando las condiciones en el marco normativo, técnico y de articulación institucional.

Publicidad

El enfoque tendrá un horizonte de 15 años, lo que permite enfrentar la deforestación y la tala y minería ilegales, y el tráfico de tierras, enfatizó.

SIEMBRA Y COSECHA DE AGUA

El funcionario destacó que la forestación en los Andes contribuyea a las cuencas de agua al alimentar los acuíferos. “Con cobertura forestal en las partes altas de las cuencas, se logra que las lluvias amortigüen el agua antes de llegar al suelo”, dijo.

El funcionario dijo que se considera no solo las concesiones como mecanismo, sino también plantaciones en zonas sostenibles del bosque amazónico. En ambos casos debe existir un plan de manejo técnico aprobado y supervisado por las autoridades.

“Si existen áreas forestales libres de acceso, inevitablemente esas zonas terminan siendo depredadas. Es indispensable que los bosques estén a cargo de alguien. Del Estado, de las asociaciones, de empresas privadas u otros concesionarios”, anotó.

Gonzales-Zúñiga recordó que el sector forestal constituye uno de los otros motores que pueden sumarse a la minería, la agro exportación y las confecciones textiles para lograr un desarrollo económico diversificado. Comentó que, por ejemplo, en el caso de Brasil, el aporte del sector forestal representa un aporte del 5.5% de su PBI. “En el Perú nos proponemos pasar de esta pequeña contribución de 0.17% a 4.5% o 5% del PBI, es decir multiplicar por 20 veces el actual aporte del sector forestal, en un horizonte de 15 años”, aseveró.

DOS DE DIEZ

Refirió que, desde el 2001, se ha entregado en concesión 10 millones de hectáreas de un total de 18 millones de hectáreas de bosques. “Hemos culminado un estudio detallado de esa entrega en concesión y el resultado no ha sido nada alentador”. Aseveró que se entregaron concesiones de manera inadecuada en tamaños de terrenos, y a personas que carecían de las condiciones financieras”, manifestó. A ello se sumó una deficiente supervisión del Estado.

 “De los 10 millones de hectáreas concesionadas, solo 2 millones están funcionando bien. Y la gran mayoría de las que funcionan bien se encuentran en Madre de Dios. El resto de las concesiones revirtieron al Estado o están en situación de limbo”, indicó.

Refirió que, en la actualidad, el mercado de los bonos de carbono se cotiza en cuatro euros por tonelada de carbono captada por los bosques, pero se estima que podría aumentar a 17 euros en los próximos cinco años.