GyM paga US$ 20 millones a demandantes en Nueva York, dice Gato Encerrado

La empresa Graña y Montero anunció que logró un acuerdo para la demanda colectiva (Class Action) que enfrenta en EEUU desde hace dos años y medio, en la Corte del Distrito Este de Nueva York.

Publicidad

Con los abogados de los demandantes, Robbins Geller Rudman & Dowd LLP y Holzer & Holzer LLP, acordó terminar el Class Action con un pago de US$ 20 millones, sujeto a la aprobación de la Corte.

De acuerdo a un hecho de importancia emitido por Graña y Montero, la empresa ya ha provisionado US$ 15 millones para este Class Action y los otros US$ 5 millones los cubrirá con una póliza.

Las demandas contra Graña y Montero se iniciaron en el 2017 cuando sus acciones tuvieron una caída del 33% (24/02/17) porque Hildebrandt en sus trece publicó la confesión del mandamás de Odebrecht, Jorge Barata, ante el fiscal Hamilton Castro, donde señalaba que las empresas peruanas que eran sus socias en el consorcio de la carretera Interoceánica Sur tramos 2 y 3 sabían del pago de coimas al presidente Alejandro Toledo. Fue entonces que quienes representaban a los accionistas minoritarios, demandaron a la empresa, así como a su ex gerente general Mario Alvarado Pflucker, a su representante bursátil Mónica Miloslavich Hart y a sus exdirectivos José Graña Miró Quesada y Hernando Graña Acuña, porque la empresa brindó información falsa a los inversionistas y violó normas al participar en actos de corrupción con la empresa Odebrecht.

Las acciones de Graña y Montero cotizan en las bolsas de Lima y Nueva York. El 25% de acciones de la compañía están en manos de inversionistas extranjeros representados por el Bank of New York Mellon.

Actualmente, Graña y Montero está en conversaciones con la procuraduría para llegar a un acuerdo sobre la reparación civil que pagará en los casos Lava Jato y Club de la Construcción. La del caso Lava Jato estimó que no pasará de US$ 45.8  millones y la del Club de la Construcción no será de más US$ 3.1 millones.