¿Funcionarán los estímulos fiscales?

El Ejecutivo italiano ha aprobado un desembolso de 25.000 millones de euros para paliar las consecuencias sociales y económicas de la epidemia.
El Gobierno británico ha anunciado hoy un plan de estímulo para hacer frente a los efectos del coronavirus dotado con 30.000 millones de libras (35.000 millones de euros).

Publicidad

a canciller alemana, Angela Merkel, se ha mostrado dispuesta a flexibilizar el objetivo de “déficit cero” para atajar la situación “extraordinaria” causada por la epidemia.

Ayer, el presidente de EEUU, Donald Trump, planteó al Congreso un plan de estímulo que incluye rebajas fiscales y medidas de apoyo a sectores como el turístico o el del transporte.

También ayer, la UE anunció un plan para proporcionar liquidez a las empresas de los países comunitarios. La iniciativa estará dotada inicialmente con 7.500 millones de euros, aunque la cifra podría elevarse hasta los 25.000 millones.

DEFICIT

Para Italia, los 25.000 millones de euros suponen disparar el déficit 2020 hasta el 3,3 % del producto interior bruto (PIB).

El pasado 5 de marzo se anunció que la ayuda sería de 7.500 millones de euros. El aumento del gasto público supondrá para el país dilatar su déficit hasta a un punto superior al que fija el Pacto de Estabilidad y Crecimiento europeo, y muy por encima también al 2,2 % calculado por el Gobierno italiano el pasado septiembre.

El gabinete se debate entre cómo contener la epidemia y cómo no dañar irremediablemente la economía del país, que corre el riesgo de entrar en recesión. De momento, el Ejecutivo ya ha enviado una carta al vicepresidente económico de la CE, Valdis Dombrovskis, y al comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, en que pide autorización para una desviación del déficit hasta el 3,3 %.

Los 25.000 millones no serán desembolsados “inmediatamente”, sino que 12.000 millones servirán para financiar un decreto con ayudas para el próximo viernes y el resto “constituirán una reserva para posibles y futuras intervenciones”.

Ese primer paquete de gasto llevará el déficit hasta el 2,7 % del PIB para 2020. Si Roma se ve obligada a utilizar la totalidad de esos 25.000 millones, llegará hasta el 3,3 %.

En la carta, el Gobierno italiano pide a la CE que los Veintisiete respondan también preparando un paquete coordinado de estímulo fiscal”. EFE