Lagarde pide respuesta fiscal

Fráncfort (Alemania).- La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, pidió hoy a los gobiernos de la zona del euro una respuesta de política fiscal “ambiciosa y coordinada para apoyar las empresas y los trabajadores en riesgo” por la pandemia de coronavirus, pero no logró tranquilizar a los mercados.

Publicidad

El BCE decidió mantener los tipos de interés en la zona del euro, una decisión unánime según Lagarde, por lo que reconoce que una bajada no hubiera servido de mucho.

También aprobó comprar más deuda y garantizar suficiente liquidez en la zona euro.

Pero las medidas del BCE no han tranquilizado a los mercados y las bolsas europeas llegaron a caer un 10 % tras conocerlas, mientras el euro cayó también.

Además, el BCE va a comprar deuda adicional de la zona del euro por 120.000 millones de euros, “asegurando una fuerte contribución” de compra de bonos del sector privado. El BCE compra desde noviembre deuda pública y privada de la zona del euro a un ritmo mensual de 20.000 millones de euros.

La presidenta del BCE advirtió de que ahora el mayor riesgo para la economía es la pandemia y que “la inflación podría ralentizarse considerablemente los próximos meses”.

“Desde nuestra última reunión del Consejo de Gobierno a finales de enero, la propagación del coronavirus (COVID-19) ha sido el principal impacto para las perspectivas de crecimiento de las economías global y de la zona del euro y ha aumentado la volatilidad en el mercado”, según Lagarde.

Lagarde dio la bienvenida a la decisión del Consejo de Supervisión del BCE de decidir también bajar las exigencias de capital para los bancos de la zona del euro y permitirles que operen temporalmente por debajo de sus actuales requerimientos de capital.

El BCE exige que los bancos que reserven capital suficiente para cubrir pérdidas inesperadas y mantener su solvencia en caso de crisis, ahora quiere que sigan financiando a la economía real en esta crisis.