Vaso medio vacío

Las informaciones sobre el número de fatalidades y casos nuevos de contagio en el Péru son confusas. Poniéndonos deliberadamente en el caso más extremo, sin embargo, las opiniones apuntan a que el número de peruanos fallecidos por coronavirus no sería de algo menos de 5 mil, como dicen las cifras oficiales, sino tres veces o más. Luis Benavente y Ricardo Lago han planteado que podría tratarse de unos 16 o 17 mil casos fatales.

En el contexto global, un cable de la agencia EFE fechado en Londres informa que el Reino Unido ha comunicado oficialmente la existencia de casi 40 mil fallecidos en hospitales, residencias y domicilios desde el inicio de la pandemia. El caso de Italia, de España y de Francia es similar. El Reino Unido tiene unos 66 millones de habitantes, más del doble que el Perú, que tiene unos 32 millones. Francia, España e Italia tienen poblaciones similares y sus cifras de letalidad son también similares.  

Volviendo a casa, aun si, desgraciadamente, tuviéramos en efecto 17 mil casos de peruanos fallecidos por la pandemia –que es por mucho el peor de los casos extremos-, esa cifra aun sería porporcionalmente menor que la del Reino Unido, un país desarrollado con unos de los mejores servicios de salud del mundo.

Desde luego, mal de muchos es es consuelo solo para tontos. Hay diferencias en las políticas públicas con que nosotros hemos enfrentado la situación y las que ellos han implementado. Y, sin embargo, en el peor caso nuestro, el resultado es básicamente similar. Esto obliga a pensar que, siendo la pandemia un fenómeno natural sometido a leyes naturales, es un proceso que se consume solo en el tiempo. Dura entre 70 y 90 días. Así ocurrió en Asia y en Europa, donde ya terminó. T¿Italaia ya abre sus museos y vuelve el turismo al Viejo Mundo. ¿Por qué aquí habría de ser diferente?

Se afirma ya que los nuevos casos de coronavirus están siendo más leves y la letalidad es más baja. Lima tiene hoy el 68% de los casos oficiales. Un mes atrás tenía el 72%. De manera que otros focos en el interior del país han venido creciendo más rápidamente. Estos ya no están en la Selva, sino en la Costa norte. No obstante, incluso en Lambayeque y Piura, el foco más agudo hoy, la letalidad disminuye. Era cercana al 9% y hoy es de menos de 7%. En Lima, nuca pasó de 2%.

Es necesario tener una nueva mirada y un análisis serio y desapasionado de todo esto. Mientras no exista, la conclusión que cada uno saque es prematura cuando menos. Y tiende a reflejar otras cosas.

Nunca falta quien quiere ver a toda costa el vaso medio vacío o medio lleno cuando es el mismo vaso. Pero solo un tonto ignora que la verdad que hay en roer las raíces más amargas del árbol no es ni más ni menos cierta que la de los frutos en sus ramas.