Censura justificada

La interpelación es la facultad del Congreso para que un ministro acuda a explicar un tema controversial, es solicitado mínimo por 20 congresistas, para su admisión se requiere el voto a favor de un tercio de éstos, cuando se aprueba se define fecha y se le cita, siendo obligatoria su asistencia.

El ministro citado debe responder un pliego de preguntas, donde luego de un debate, si en caso no convence con su exposición se puede presentar una moción de censura, que debe ser pedido por al menos 33 legisladores y donde para su aprobación se requiere del voto mínimo de 66 miembros, si esto sucede el ministro debe renunciar.

Llama la atención el desempeño y manejo de la pandemia en los sectores salud y economía, respecto al primero no se ha manejado con eficiencia, no teniendo una estrategia de mitigación clara, actuando lentamente, teniendo hospitales ahora colapsados, falta de medicamentos, falta de oxígeno, falta de transparencia en la cifra de contagios y muertos.

Sobre el sector economía, nos mandaron a una cuarentena sin pensar en las empresas y ciudadanos, los planes de incentivo como reactiva Perú fueron mal canalizados, favoreciendo más a las grandes empresas, al igual que los bonos, no llegando a los más necesitados.

Por estas razones, por la falta de planificación y la falta de proyección de las políticas públicas y de gestión en dichas carteras el Congreso debería censurar a ambos ministros.