Comunicado de miles de mineros informales marca un hito histórico

El conflicto que el Estado intenta mediar con el diálogo entre empresas que tienen la concesión de los recursos naturales y quienes tienen el control físico de la tierra sobre ellos, o pueden bloquear las rutas de paso hacia la exportación, avanza marginalmente, con arreglos o acuerdos precarios y perecederos. 

Los acuerdos suelen involucrar la firma de actas que incluyen la entrega de dinero, omo recientemente en Espinar en Caylloma, donde se ha pactado la entrega de más de 47 millones de soles a los pobladores sentando un precedente que se repetirá en el territorio. El Estado solo atina a ganar tiempo, perdiéndolo en realidad sin resolver el problema. El hecho es que quienes tienen el control del rutas y la tierra no permitirán extraerlos o exportarlos hasta que el mercado -no la empresa, no el Estado, tampoco ellos mismos- diga cuánto vale esa tierra o esa servidumbre de paso. 

Al respecto, la Confederación Nacional de Pequeños Empresarios Mineros del Perú –que representa a 400 mil pequeños mineros informales, que son legales, y a millón y medio de sus proveedores- ha publicado un comunicado sin precedentes. El comunicado cita un artículo de Hernando de Soto publicado por el diario Wall Street Journal recientemente y afirma al respecto que “ya no somos solamente una de las de las más grandes víctimas de la pandemia, sino potencialmente la solución a la crisis, porque la propuesta de De Soto “coloca al Perú, sus pymes y en particular a la pequeña minería, en el centro de la atención mundial”. 

Su planteamiento lo resume el comunicado en esta palabras: “la gran batalla entre el sistema capitalista chino y el americano va a librarse en los países en desarrollo y particularmente en aquellos, como el Perú, con abundantes recursos naturales. Esto quiere decir que somos nosotros los que vamos a definir cuál de los dos sistemas tendrá más éxito, pues vamos a favorecer a aquel que nos permita capitalizarnos”. 

AREQUIPA 2019 

Las 18 organizaciones firmantes del comunicado que integran la señalada Confederación Nacional de Pequeños Empresarios Mineros del Perú suscriben la propuesta que hicieron suya en una convención en Arequipa, en junio de 2019.