Soros: “Hay una conspiración internacional contra mí”

Entrevistado por Mario Calvo-Platero el pasado 11 de agosto para el diario italiano La Repubblica, George Soros cuenta parte de su vida y lo que hace su ONG Open Society. 

El multimillonario Soros sostiene que sus enemigos están organizando una “conspiración internacional” contra él.  

“Hay una conspiración internacional real y genuina contra mí”, reitera. “Estoy enfrentando desafíos con Open Society en todo el mundo: discriminación, exclusión racial, regímenes totalitarios. No estoy conspirando”, dijo. 

EL GRAN ANTICIPADOR 

Soros quiere dejar claro que no es un político, dice su entrevistador. Asegura que hay una conspiración internacional real y genuina en su contra”. “Cuando desafío la discriminación, la exclusión racial, los regímenes totalitarios, no estoy conspirando –afirma-, estoy avanzando abiertamente la misión de mi vida”.   

Soros siente la necesidad de decir quién es. Nació en 1930 en una familia judía de  clase media en Budapest. Fue en el London School of Economics que conoció a Karl Popper, el filósofo austriaco que escribió La Sociedad Abierta y sus enemigos. «Lo elegí como mi mentor, mi tutor. Me puse bajo su influencia y su pensamiento”, revela. “Desarrollé un marco conceptual basado en los pilares gemelos de la falibilidad y la reflexividad que sigue siendo la filosofía guía de mi vida. De hecho, es una herramienta para anticipar eventos”, adelante. Luego volverá sobre el tema. 

“He desarrollado un marco conceptual que me dio una ventaja. Se trata de la compleja  relación entre el pensamiento y la realidad, y he utilizado el mercado como un campo de pruebas para la validez de mi teoría. Puedo resumirlo en dos simples proposiciones. Una es que ensituaciones que tienen participantes sus visiones del mundo están incompletas y distorsionadas. Eso es falibilidad. La otra es que estas opiniones distorsionadas pueden influir en la situación y que las opiniones distorsionadas conducen a acciones inapropiadas. Eso es reflexividad. 

(…) 

Pregunta el entrevistador: ¿su marco le dice que se preocupe por la   desconexión percibida entre los valores en el mercado (financiero) y la debilidad de la economía (real)?  ¿Estamos en una burbuja alimentada por la enorme liquidez que pone a disposición la Fed? 

«Usted da en el clavo –responde Soros-.  La Fed inundó los mercados de liquidez. El mercado está ahora sostenido porque espera una inyección aún mayor de estímulo fiscal que los 1.8 billones (millones de millones) de dólares en un futuro próximo”, anticipa.  

LA UNION EUROPEA 

En 1992 llegó su mayor golpe: una apuesta de US$10 mil millones “en corto” contra la libra inglesa  cuando Alemania pedía prestado enormes cantidades en el mercado para financiar la reunificación. Cuando la libra se derrumbó, Soros hizo una ganancia de US $1,000 millones. 

Su entrevistador señala la contradicción evidente: el hombre que había iniciado una fundación para apoyar a la Unión Europea estaba dispuesto a darle un golpe para su propio beneficio.  

Ganar dinero ya no era suficiente, dice. Soros se impuso una misión: Europa, que se halla aun en el centro de sus preocupaciones. Su misión: desarrollar la idea de Popper de una sociedad abierta, fortalecer la democracia, los derechos civiles, la educación. Que tiene éxito está claro por los ataques que recibe del nacionalismo, sostiene su entrevistador.  

(…) 

Los enemigos de Europa en el exterior «comparten una característica común: se oponen a la idea de una sociedad abierta -añade-. Rusia solía ser el mayor enemigo,  pero recientemente China ha superado a Rusia (…) China es líder en inteligencia artificial, y produce instrumentos de control útiles para una sociedad cerrada que representan un  peligro mortal para una sociedad abierta. Inclina la mesa en favor de las sociedades cerradas. En Estados Unidos hay un consenso bipartidista que ha declarado a China un rival estratégico”, añade. 

(…) 

«La Unión Europea tiene muchos enemigos, tanto dentro como fuera. Hay líderes y movimientos que se oponen a los valores sobre los que se fundó. En dos países han capturado al gobierno, Viktor Orbán en Hungría y Jaroslaw Kaczyáski en Polonia, y sucede que Polonia y Hungría son los mayores receptores del Fondo que distribuye la UE. Mi mayor preocupación es Italia. Un líder antieuropeo popular, Matteo Salvini, estaba ganando terreno y sobreestimó su éxito. Su popularidad está disminuyendo, pero ha sido reemplazado por Giorgia Meloni de Fratelli d’Italia, que es aún más extremista», dice Soros. “El curso en el que se ha embarcado la Unión Europea producirá muy poco dinero demasiado tarde. Sólo su conversión genuina podría hacer que los bonos perpetuos emitidos por la UE sean aceptables para los inversores. Sin ella, la Unión Europea puede no sobrevivir», sostiene.