El acceso al Internet en tiempos de pandemia

El uso del Internet en el país, ha sido una ventaja importante en estos tiempos de pandemia del Coronavirus. Es evidente que las medidas de confinamiento, cuarentena y distancia social necesarias para amortiguar la expansión del virus, encontró justamente en el Internet un gran aliado para apuntalar el distanciamiento social. En los momentos neurálgicos de la emergencia, su utilización ha sido la mejor herramienta para el acceso a la educación, al trabajo remoto, el comercio electrónico, la atención de la salud, en la opción de telemedicina, acceso a las transacciones bancarias, la distracción o el ocio, por mencionar algunos campos del amplio espectro utilitario del Internet.

La creciente demanda de Internet también ha puesto a prueba las empresas operadoras para atender la creciente demanda por el servicio, una de las actividades económicas que ha mantenido su dinámica y comportamiento positivo ha sido justamente el de las telecomunicaciones, donde el  internet ha sido un componente principal en el aumento de la demanda, que ya venía dinámica, incluso, antes de la pandemia. La población peruana ha venido accediendo en forma creciente al internet, que en su potencialidad viene trastocando los patrones culturales y las  costumbres de las familias peruanas.

En el país, el 65,0% de la población señala hacer uso de internet[1], esta cifra es mucho mayor en la Lima Metropolitana con el 81,0% de la población, en el resto urbano el 67,5%, en el área rural sólo el 33,0% de los pobladores de seis años y más, reflejando la mayor brecha de acceso a este servicio, que debemos ir acortando. El 68,0% de hombres hicieron uso de Internet, al segundo trimestre del año, y el 61,6% de las mujeres accedió al servicio, existiendo una brecha de género de 6,4 puntos porcentuales en favor de los hombres. Un aspecto importante a resaltar es que el 90,7% de los pobladores hacen uso del Internet a través de la telefonía celular, con y sin plan de datos, lo cual es un importante indicador sobre el avance de las tecnologías de las comunicaciones en la población, lo cual ha posibilitado hacer más llevaderos, incluso, los impactos negativos del COVID-19.

Más aún en las exigencias de la rutina laboral, en la educación o en las comunicaciones, el uso explosivo de las reuniones virtuales, las conferencias vía zoom, el uso intensivo del streaming, la cobertura creciente en el uso de plataformas de descarga, como YouTube, Netflix u otras formas de entretenimiento similar, ha visibilizado la enorme y trascendente utilidad del Internet, que nos muestra un mundo cambiante que se ha potenciado con esta emergencia sanitaria. Los efectos del COVID-19 en los diversos países y comunidades donde la parálisis obligada que afectó el empleo, o la necesidad de intensificar la educación a distancia, el comercio electrónico que se ha dinamizado, con el uso del Internet, nos ubica en un nuevo escenario de desarrollo empresarial, con multiplicidad de oportunidades en los mercados, en el abastecimiento de insumos, maquinaria, transacciones a distancia, crecimiento de mercados electrónicos. Vislumbran múltiples oportunidades de desarrollo futuro, en buena hora, tras superar esta emergencia sanitaria que nos ha puesto en vilo a todos los peruanos. Algo positivo, deja la desgracia sanitaria del coronavirus.

En el Perú, se ha ido ganando terreno en este escenario promisorio, 99 de cada cien hogares peruanos tienen al menos una herramienta de tecnologías de información y comunicaciones: telefonía celular, tenencia de computadora, internet, televisión por cable, principalmente. Lo más importante es que dicho acceso, su cobertura, no se distancie entre ámbitos, es decir que las brechas que existen se vayan cerrando para un mejor futuro para todos, en esta posibilidad el buen uso del Internet, será una gran posibilidad para el crecimiento y desarrollo.  

[1] INEI: Informe Técnico N° 3 “Estadísticas de las Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares”. Lima, setiembre 2020.