Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos

Es significativa la manera radical de ser y de pensar de la vicepresidenta Kamala Harris de Estados Unidos. Nacida  el 20 de octubre de 1964, en Oakland -California-, de madre india tamil -una minoría racial isleña- y padre jamaicano, será la primera vicepresidenta mestiza -cruce de sangre hindú y caribeña de ascendencia africana- en la historia de los Estados Unidos.

Su madre, Shyamala Gopalan Harris, fue una científica especialista en cáncer de mama que emigró a los Estados Unidos desde Madrás -hoy Chennai-, la capital de Tamil Nadu, estado del sur de la India. ​Su padre, Donald Harris, es un profesor de economía de la U. de Stanford que emigró en 1961 de Jamaica, cuya población es un  92 % negra y mulata, para cursar estudios de posgrado en economía en la U.  de California en Berkeley.

Kamala Harris es abogada, tiene 56 años y ha sido senadora por California. Tiene una hermana menor, Maya Harris, analista política, casada con Tony West. Cuando sus padres se divorciaron, Kamala y Maya pasaron un tiempo viviendo en Canadá con su madre.

Kamala Harris de niña alternaba una iglesia bautista negra con un templo hindú.  Se  casó el 22 de agosto de 2014  con el abogado de California Douglas Emhoff, en Santa Bárbara -California- en un rito judío.​ Ella es miembro de la Tercera Iglesia Bautista en San Francisco. Estudió ciencias políticas y economía en la U. de Howard, prestigioso centro de estudios tradicionalmente negro, ubicado en Washington DC; y se graduó de abogada en Hastings College of the Law de la U. de California. En 2019 fue incluida dentro de las cien personas más influyentes seleccionadas por la revista Time.

Mientras Joe Biden es un católico partidario del aborto, lo que lo aleja de la Iglesia, Kamala Harris es protestante feminista e, igualmente, partidaria del aborto, quiere legalizar la marihuana a nivel federal, y defiende el matrimonio homosexual, dentro del marco de la ideología de género.

Durante el debate de candidatos a la vicepresidencia frente a Harris, el republicano Mike Pence dijo: “Biden y Kamala Harris apoyan la financiación del contribuyente del aborto hasta el momento del nacimiento. Buscan financiar a Planned Parenthood, la mayor red de clínicas de salud sexual y reproductiva en Estados Unidos”. La agencia noticiosa AP precisa que Biden y Harris no avalaron matar bebés cinco minutos después de nacidos. Sería el colmo.

La confusión moral se acrecienta, en la medida que hay católicos y  protestantes pro vida y  pro aborto. El electorado se ha dividido llegando a un casi empate de votos, lo que indica que la cultura religiosa moral se diluye. Esa confusión será exportada al mundo por el próximo gobierno de Estados Unidos, a pesar de las piedras que en ese sentido les deja el presidente Donald Trump.

La  Iglesia, sin embargo, no deja de dar la  mano abierta al próximo gobierno. El arzobispo José H. Gómez, de Los Ángeles, y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos emitió la siguiente declaración: Damos gracias a Dios por la bendición de la libertad. […] Estamos aquí para seguir a Jesucristo, dar testimonio de su amor en nuestras vidas y construir su Reino en la tierra. Creo que, en este momento de la historia de Estados Unidos, los católicos tienen el deber especial de ser pacificadores, promover la fraternidad y la confianza mutua y orar por un espíritu renovado de verdadero patriotismo en nuestro país.

La democracia requiere que todos nosotros nos comportemos como personas virtuosas y autodisciplinadas. Eso requiere que respetemos la libre expresión de opiniones y que nos tratemos los unos a los otros con caridad y civismo, aunque podamos estar profundamente en desacuerdo en nuestros debates sobre cuestiones de leyes y políticas públicas. Al hacer esto, reconocemos que Joseph R. Biden, Jr., ha recibido suficientes votos para ser elegido el 46º presidente de Estados Unidos. Felicitamos al Sr. Biden y reconocemos que se une al difunto presidente John F. Kennedy como el segundo presidente de Estados Unidos en profesar la fe católica. También felicitamos a la Senadora Kamala D. Harris, de California, quien se convierte en la primera mujer en la historia en ser elegida como vicepresidenta. Le pedimos a la Santísima Virgen María, patrona de esta gran nación, que interceda por nosotros. Que ella nos ayude a trabajar juntos para cumplir la hermosa visión de los misioneros y fundadores de Estados Unidos: una nación bajo Dios, donde se defiende la santidad de cada vida humana y se garantiza la libertad de conciencia y religión.