¿Se debería proscribir al comunismo y sus variantes en el Perú?

Si bien la constitución garantiza la libertad de conciencia, si una ideología es dañina para la sociedad, esta en un acto de legítima defensa, puede proscribir esa ideología.

Analicemos el caso del comunismo y sus variantes, socialistas, caviares y demás ramificaciones:

Promueven la vagancia y la mendicidad: nunca se ha escuchado a un comunista hablar de que la gente necesita trabajo, de promover el empleo, miren bien sus discursos y estos siempre son que el estado debe darles a los pobres alimento, salud y educación gratis; vean el programa del vaso de leche tiene más de 30 años de existencia y en todo ese tiempo no han incorporado políticas para que las madres que reciben este apoyo puedan desarrollar alguna actividad económica la cual en algún momento les permita comprarles el vaso de leche a sus hijos, se han visto varones sanos y fuertes marchando en defensa del vaso de leche de sus hijos, esos ya hasta la vergüenza perdieron.

Recordemos al famoso “Vagoncio” con más de 10 años en la universidad sin terminar su carrera, no trabaja y fue candidato al congreso por el frente amplio en las últimas elecciones. ¿queremos hijos como ese?

Promueven el odio de clases: hacen creer a la gente que solo el obrero trabaja, que el empresario descansa todo el día, que no hace nada para producir y justificar sus ingresos; ¿tienen idea de lo que es manejar una empresa? ¿tener que tomar decisiones sobre temas en los que no se es especialista?  El empresario no esta vagando, trabaja 14 horas al día, atiende el teléfono a cualquier hora y trabaja domingos y feriados si su empresa así lo requiere.

Promueven el caos y la anarquía: son creadores de la famosa excusa de que los delincuentes “roban por necesidad” ¿conocen a alguien que trabaje por diversión?, promueven leyes que impiden el combate contra la delincuencia, por ejemplo nos venden el cuento de que si metieran presos a todos los que arranchan una cartera las cárceles estarían llenas y eso es falso, los delincuentes son un pequeño porcentaje, la impunidad los hace crecer y como cada vez que los atrapan los tienen que soltar la incidencia de robos no se reduce.

Dicen defender al pobre sin embargo el mínimo legal para que un robo sea delito es de 1700 soles si un ladrón le roba 100 soles a un jubilado, con una pensión de 600 soles al mes, le quita 5 días de sustento en cambio si le roba los 100 soles a un profesional, con un sueldo de 7 mil soles al mes, no le causa mayor daño.

Pero, ¿por qué defienden este tipo de aberraciones legales? Porque quieren promover el descontento, la protesta callejera, el hambre, la miseria; de eso se alimenta el comunismo sin caos, sin miseria el comunismo no tiene como existir.

Viven parasitariamente en el estado: Los comunistas, caviares y demás variantes viven del estado rotan por todo el aparato estatal con jugosos sueldos, hacen «cutras» enormes y escandalosas; si no hay donde ubicarse crean consultorías carísimas que no dan ningún resultado, como ejemplo tomemos a dos “especialistas” de un ministerio a quienes dos veces por semana los llevaban a realizar una labor en un lugar ubicado a 1 hora de Lima (los llevaban y traían el mismo día)  y por cada día les daban 300 soles de viatico (aparte de su sueldo) y casi con lágrimas en los ojos hablaban de lo sacrificado de su trabajo, de lo injusto que era el pequeño viático que recibían, debo reconocer que eran unos artistas del drama y la mentira ese par de sinvergüenzas.

En conclusión el comunismo y sus variantes nada bueno aportan a la sociedad y constituyen una ideología que se opone al progreso, fomenta la vagancia, el caos, la miseria yo creo que debería proscribirse.