SNI a favor de la aplicación de salvaguardias provisionales

El presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Ricardo Márquez, señaló que según las normas de la Organización Mundial de Comercio que rigen el comercio internacional, la única autoridad competente en el Perú para determinar si existe relación causal, daño o amenaza de daño a la producción nacional es el Indecopi, y sus informes técnicos no pueden ser contradichos ni cuestionados.  

Por ello, afirmó que la Comisión Multisectorial de los ministros de Economía, Producción y Comercio Exterior incurre en error al contradecir el informe técnico del Indecopi para sustentar su decisión de no aplicar salvaguardias provisionales a las importaciones de prendas asiáticas. 

“Existe suficiente información de fuentes oficiales como el BCRP, INEI, Ministerio de Economía, Ministerio de Trabajo, Sunat y del mismo Ministerio de la Producción que demuestran cómo aumentaron aceleradamente las importaciones en los últimos años, y cómo cayó abruptamente la producción nacional. La Comisión Multisectorial tiene la facultad de tomar la decisión política que estime conveniente, pero no puede cuestionar la recomendación técnica del Indecopi”, declaró Márquez. 

En junio del 2020, Produce solicitó a Indecopi investigar las importaciones de textiles y confecciones de origen asiático. Tras recopilar información, el Indecopi, a través de la Comisión de Dumping, Subsidios y Eliminación de Barreras Comerciales no Arancelarias (CDB), inició de oficio la investigación sobre salvaguardias. A fines de enero de este año, la CDB emitió una recomendación dirigida a la Comisión Multisectorial para la aplicación de salvaguardias provisionales por 200 días a dichas importaciones, al constatar que existe una amenaza de daño inminente sobre la industria de confecciones y relación causal. 

El presidente de la SNI afirmó que la decisión de la Comisión Multisectorial de rechazar la recomendación de Indecopi afecta a toda la cadena textil-confecciones, uno de los sectores productivos más importantes del país, que genera 400 mil puestos de trabajo directos y que en toda la cadena tiene a un millón de personas. Dijo que se está perjudicando a casi 100 mil empresas productoras, de las cuales el 99% son mypes. 

 

(recuadro) 

CAÍDA DRAMÁTICA 

En la conferencia de prensa realizada hoy, el gerente de Estudios Económicos y Sociales de la SNI, Antonio Castillo, indicó que en el Perú, el 30,6% del tejido empresarial manufacturero está conformado por la industria de textil y confecciones, siendo la actividad de mayor participación. 

Castillo detalló que el sector de confecciones cayó 1,7% cada año en promedio durante la última década. Como consecuencia de ello, redujo su participación en la economía nacional en 0,6 puntos porcentuales y en el PBI manufacturero en 2,9 puntos porcentuales. 

Asimismo, el economista afirmó que, según cifras del BCRP, la tasa de utilización de la capacidad instalada del sector confecciones ha caído dramáticamente a 44,5% al cierre del 2020.  

Durante el primer semestre de 2020, los productos importados registraron un mayor incremento de participación (de 89,7% a 97,1%) en comparación con similar periodo de 2019 y se registró el precio promedio FOB de las importaciones más bajo (US$ 2,1 por unidad). Entre 2016 y 2019, China, Bangladesh e India fueron los principales proveedores del mercado peruano de confecciones, concentrando alrededor del 90% del volumen total importado durante ese periodo. 

El presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Ricardo Márquez, señaló que según las normas de la Organización Mundial de Comercio que rigen el comercio internacional, la única autoridad competente en el Perú para determinar si existe relación causal, daño o amenaza de daño a la producción nacional es el Indecopi, y sus informes técnicos no pueden ser contradichos ni cuestionados.  

Por ello, afirmó que la Comisión Multisectorial de los ministros de Economía, Producción y Comercio Exterior incurre en error al contradecir el informe técnico del Indecopi para sustentar su decisión de no aplicar salvaguardias provisionales a las importaciones de prendas asiáticas. 

“Existe suficiente información de fuentes oficiales como el BCRP, INEI, Ministerio de Economía, Ministerio de Trabajo, Sunat y del mismo Ministerio de la Producción que demuestran cómo aumentaron aceleradamente las importaciones en los últimos años, y cómo cayó abruptamente la producción nacional. La Comisión Multisectorial tiene la facultad de tomar la decisión política que estime conveniente, pero no puede cuestionar la recomendación técnica del Indecopi”, declaró Márquez. 

En junio del 2020, Produce solicitó a Indecopi investigar las importaciones de textiles y confecciones de origen asiático. Tras recopilar información, el Indecopi, a través de la Comisión de Dumping, Subsidios y Eliminación de Barreras Comerciales no Arancelarias (CDB), inició de oficio la investigación sobre salvaguardias. A fines de enero de este año, la CDB emitió una recomendación dirigida a la Comisión Multisectorial para la aplicación de salvaguardias provisionales por 200 días a dichas importaciones, al constatar que existe una amenaza de daño inminente sobre la industria de confecciones y relación causal. 

El presidente de la SNI afirmó que la decisión de la Comisión Multisectorial de rechazar la recomendación de Indecopi afecta a toda la cadena textil-confecciones, uno de los sectores productivos más importantes del país, que genera 400 mil puestos de trabajo directos y que en toda la cadena tiene a un millón de personas. Dijo que se está perjudicando a casi 100 mil empresas productoras, de las cuales el 99% son mypes. 

CAÍDA DRAMÁTICA 

En la conferencia de prensa realizada hoy, el gerente de Estudios Económicos y Sociales de la SNI, Antonio Castillo, indicó que en el Perú, el 30,6% del tejido empresarial manufacturero está conformado por la industria de textil y confecciones, siendo la actividad de mayor participación. 

Castillo detalló que el sector de confecciones cayó 1,7% cada año en promedio durante la última década. Como consecuencia de ello, redujo su participación en la economía nacional en 0,6 puntos porcentuales y en el PBI manufacturero en 2,9 puntos porcentuales. 

Asimismo, el economista afirmó que, según cifras del BCRP, la tasa de utilización de la capacidad instalada del sector confecciones ha caído dramáticamente a 44,5% al cierre del 2020.  

Durante el primer semestre de 2020, los productos importados registraron un mayor incremento de participación (de 89,7% a 97,1%) en comparación con similar periodo de 2019 y se registró el precio promedio FOB de las importaciones más bajo (US$ 2,1 por unidad). Entre 2016 y 2019, China, Bangladesh e India fueron los principales proveedores del mercado peruano de confecciones, concentrando alrededor del 90% del volumen total importado durante ese periodo.