Diseñan software que facilita tele-ecografías sin internet en zonas rurales

El proyecto Tele-ecografía Para Todos es finalista en la cuarta edición de los Premios a la Innovación Social.

Las tele-ecografías en zonas rurales para mujeres gestantes, para detectar males en la vesícula o tiroides, así como los daños en el pulmón causados por el covid-19 son posibles a través de un innovador software peruano que registra la información médica sin requerir internet.

Esta propuesta ya se aplica en al menos una decena de postas médicas de nueve ciudades del país. El proyecto Tele-ecografía Para Todos, finalista en la cuarta edición de los Premios a la Innovación Social de la Fundación Mafre, permite que se realicen los procedimientos sin conexión a internet para que, cuando se pueda acceder a la red, un especialista realice el diagnóstico desde cualquier otro lugar del país o el mundo.

Benjamín Castañeda, líder del proyecto Tele-ecografía Para Todos de la empresa peruana Medical Innovation & Technology, explicó a la agencia Andina que dotar de ecógrafos a los centros de salud en las zonas rurales no es suficiente debido al déficit de especialistas que puedan realizar el procedimiento y el diagnóstico.

Por ello, apostando por la telemedicina, hace cinco años inició esta propuesta que se apoya de una metodología para realizar las tele-ecografías, así como de un software que puede ser instalado en una tableta.

A la fecha, esta tecnología se utiliza en centros de salud de Requena, Nauta, Leoncio Prado, y San Martín en Loreto; y en otras ciudades y provincias como Nuevo Mundo, San José y Churcampa. También se ha implementado en algunas zonas de Lima y Cerro de Pasco.

¿Cómo funciona?

La aplicación en la tableta se conecta con el ecógrafo y el personal de la posta médica, sin ser especialista, puede iniciar el procedimiento para recabar la información suficiente que luego podrá ser analizada por el radiólogo.

Para ello, el equipo de investigación estableció una metodología, que cumple con los protocolos médicos,  para garantizar que las imágenes captadas por un técnico puedan ser útiles para un diagnóstico seguro. La tableta ofrece tutoriales para capacitar al personal de la posta médica sobre los movimientos que debe realizar para cada procedimiento.

“Estos tutoriales han sido trabajados con médicos especialistas para que el personal pueda crear volúmenes  (de imágenes) que tienen valor para el diagnóstico”, dijo el también investigador de la PUCP a cargo del proyecto de ventiladores mecánicos MASI.

El software almacenará toda la información obtenida  y, cuando la tableta pueda ser conectada a la red, esos datos médicos serán enviados a la nube de manera encriptada en el Medicalbox. 

Hasta el momento, hay 40 personas capacitadas para la toma de imágenes en zonas rurales a través de un protocolo de movimientos certificado por médicos durante la fase de investigación. 

Además, la aplicación móvil se complementa con una plataforma virtual en la que los especialistas podrán revisar las placas, hacer la lectura de las mismas y enviar su reporte médico. 

Este dashboard también puede ser consultado por otros radiólogos en otras partes del mundo si se requiere opinión médica para casos complejos.

Uso de inteligencia artificial

Castañeda aseguró que próximamente se espera integrar inteligencia artificial al software para que detecte en tiempo real si la metodología aplicada para la captura de imágenes es la correcta o, de ser necesario, se ofrezca una guía más precisa para garantizar un adecuado diagnóstico médico.

“Estamos desarrollando nuevas capacidades con acelerómetros para la identificación de errores e inteligencia artificial”, sostuvo. 

Asimismo, se trabaja para una versión que pueda realizar un tamizaje automatizado cuando no hay acceso a internet utilizando inteligencia artificial. De esta forma, el software podría sugerir un diagnóstico en base a las imágenes, sin requerir de los especialistas en remoto.