Percepciones

Estas son realidades

N.B.1.-  Si tenemos la suerte de rescatar la República que nos vió nacer fundada por el general San Martín en 1821 de manos de los marxistas del gobierno peruano, además de recuperar las prioridades que necesita el pueblo, será importante permitir el ingreso al mercado nacional de encuestadoras y entidades de investigación de la opinión pública europeas o de EEUU acostumbrados a decir la verdad. En época electoral, sin la posibilidad de manipular la dirección del voto, como lo hacen en el Perú.

Es matemática y estadísticamente imposible que ocho días después de una elección con gran ausentismo de electores, el candidato que lidera la votación ciudadana pase de 19% a 40 % casi llegando a la mayoría sin que haya aún ocurrido la segunda elección.

Me parece que el gobierno emerretista nervioso y asustado está detrás del tinglado con el objeto de desanimar a los votantes no fujimoristas que lo harían por salvar la democracia, aumentando así el ausentismo y los votos blancos y viciados, lo que favorece al candidato comunista.

P.D.-  Acaba de intervenir la mano de Dios para ayudarnos a salvar la democracia en nuestra república. El candidato comunista ha omitido información vital en su C.V. Constituye delito según  la ley electoral y nuestro C.P. lo cual ha motivado una denuncia ante el M.P. Esto le costaría su candidatura al candidato comunista.

N.B.2.- Si hay algún estamento de la sociedad que el comunismo deteste es el de los viejos y ancianos. Más que por ya no aportar nada a su comunidad es porque temen que relaten a sus descendientes las magníficas, buenas y malas épocas que vivieron haciéndoles  ver a los jóvenes el fracaso del sistema comunista en el país donde viven. Puedo certificar este axioma ahora que estoy también en la generación de salida con mis 85 años.

N.B.3.-    La candidata y posible presidenta del Perú Keiko Fujimori cuadró en vivo y en directo al atorrante comunista boliviano Evo M. Que yo sepa es la primera vez que ello ocurre desde 1836 – a pocos años que Bolívar les regalase el Alto Perú para convertirlo en Bolivia- cuando el Perú fue invadido por el general aymara boliviano Andrés Santa Cruz con tropa colombiana enfrentando al presidente peruano Felipe Santiago Salaverry derrotándole y fusilándole en Socabaya, Arequipa. Es de anotar que Bolívar nunca permitió que el Perú tuviese ejército propio a pesar del triunfo de los Húsares en Junín. Por supuesto hubo cobardes peruanos, quienes, años después cuando se creó el distrito de San Isidro, le pusieron el nombre del invasor boliviano a una calle importante. Allí solo falta un monumento a Baquedano.  

P.D. El escuadrón de caballería Húsares y el batallón de infantería Legión Peruana fueron creados por el general San Martín. Por varios años fue nuestro único ejército.