La solidaridad, víctima de la pandemia en G7

Berlín.- La solidaridad hacia otros países fue una de las víctimas de la pandemia en cuatro de las potencias económicas del mundo, reflejo de tendencias como el auge del nacionalismo, según un nuevo estudio publicado este jueves.

Italia y Japón fueron los únicos países del G7 en los que durante los meses de la pandemia se detectó un incremento de la «solidaridad externa», mientras que la mayor caída de este concepto se registró en Reino Unido, Canadá, Francia y Alemania, revela el estudio de la estadounidense Brookings Institution.

Los expertos revelan que al mismo tiempo se detectó un incremento de la solidaridad interna de las sociedades analizadas y que la tendencia fue especialmente destacada en Italia, Alemania y Estados Unidos.

El estudio permitió detectar otras tendencias a parte de las consecuencias que la pandemia ha tenido ya para la economía y el medio ambiente.

En primer lugar, se pudo observar una mayor confianza en general hacia las instituciones estatales en respuesta al comienzo de la pandemia en 2020, pero los autores indican que en 2021 se ha advertido una reinversión de la tendencia detectada el año pasado.

«Tanto la sociedad civil como los estados se fortalecieron durante la primera fase de la pandemia. Pueden procesar y absorber las conmociones externas, el mercado no puede», afirmó Snower.

Por último el estudio aborda el concepto del «tribalismo», un concepto que resulta de la diferencia entre la solidaridad interna y la externa, que es motivo de preocupación por los resultados percibidos, que indican una tendencia al alza que aísla a las sociedades y da prioridad a las soluciones para la «tribu».

«Está disminuyendo el apoyo popular a los esfuerzos multilaterales para abordar los problemas globales, no solo las pandemias, sino también las crisis financieras, la ciberseguridad, el cambio climático y mucho más», constata el informe.