Todos los hombres del Presidente

Muchos de ustedes habrán leído el libro “Todos los Hombre del Presidente”, publicado en 1974 por Carl Bernstein y Bob Woodward, dos periodistas del diario estadounidense The Washington Post. En este, narran las labores periodísticas del dúo, desde el reportaje inicial de Woodward sobre el allanamiento al edificio Watergate, hasta las renuncias de los principales asesores de la Casa Blanca y la revelación de la existencia de grabaciones del propio Nixon en 1973. Los autores describen los eventos detrás de los principales reportajes que escribieron para The Washington Post revelando la identidad de alguno de sus colaboradores y las reuniones secretas que tuvo Woodward con su informante “Garganta Profunda”.

Que no se piense que me estoy refiriendo al “amauta” Castillo como el próximo presidente del Perú, sino más bien, quiero hacer referencia a la serie de personajes que han salido a la luz en los últimos días, que se vienen acomodando convenientemente en el inexistente equipo técnico de Perú Libre, tratando de acercarse al candidato a Presidente.

Como todos sabemos, ni Castillo ni Cerrón tienen un equipo técnico que haya elaborado un plan de gobierno (el cual no existe) en caso lleguen al poder. Para Castillo “los equipos técnicos son parte del pasado, son parte de la repartija”.  En línea con esta filosofía de “la repartija”, vemos que los caviares y los rojos, se suben inmediatamente al coche comunista, en su desesperado intento de no perder protagonismo político, pero sobre todo, de no perder la posibilidad de seguir viviendo de la mamadera del Gobierno.

La semana pasada se dieron a conocer algunos nombres de personajes de la política peruana que estarían detrás de Castillo. Lo interesante es que la gran mayoría de estas personas han estado metidas en el gobierno durante los últimos 15 ó 20 años, y en algunos casos desde la época de Toledo. Entre ellos podemos mencionar a: Salomón Lerner (personaje que estuvo involucrado con todos los presidentes de los últimos 20 años); Miguel del Castillo (aprista organizador del Plan 200 de Pedro Castillo), Kurt Burneo (quien primero negó en todos los idiomas que era parte del equipo técnico de Castillo, hasta que el propio Castillo lo anunció en su presentación); Hugo Javier Otero (primero afirmó que estaba a favor de Castillo, ya que representa el cambio que el pueblo busca, para después negarlo todo); Luis Alfonso Morey entre otros 200 más, según el Plan 200 de Miguel del Castillo.

Para aquellos que dicen que es necesario un cambio y que Castillo representa ese cambio, por mi lado les pregunto: ¿De qué cambio están hablando si los rojos y caviares que han estado enquistados en el Gobierno durante los últimos años, ahora son parte del equipo técnico de Castillo?

No crean que esto es un fenómeno reciente. A pesar de haber tenido un modelo económico “neoliberal” como tanto les gusta resaltar a los izquierdistas; les recordamos que desde Valentín Paniagua, la izquierda empezó a copar todos los puestos del Gobierno donde podían echar mano. ¿Acaso nos hemos olvidado de los ministros de Paniagua: Susana Villarán, Marcial Rubio, Diego García-Sayán?  En el Gobierno de Toledo también vemos varios nombres conocidos de izquierda: Gino Costa, Diego García-Sayan, Allan Wagner, Fernando Rospigliosi, Nicolas Lynch, Pilar Mazzetti, Ana Elena Townsend.  En el Gobierno de Alan García no podían faltar los izquierdistas como: Yehude Simon, nuevamente Allan Wagner, Susana Pinillos, nuevamente Pilar Mazzetti; aunque tenemos que decir que la mayoría de ministros eran partidarios del APRA. Con Ollanta Humana, los caviares e izquierdistas regresaron con fuerza, así tenemos: Salomón Lerner, Pedro Cateriano, Juan Jiménez Mayor, Jaime Saavedra, Milton Von Hesse, Kurt Burneo, René Cornejo, Carolina Trivelli, César Villanueva entre otros más.

Cuando finalmente tuvimos la oportunidad de tener un gobierno de derecha, los rojos y caviares no perdieron la oportunidad de reciclarse y regresar al ataque, así tenemos: Jorge Nieto, Carlos Basombrío, Patricia García, Martin Vizcarra, Edmer Trujillo, Salvador del Solar. Finalmente, en los gobiernos de Martin Vizcarra y de Francisco Sagasti, no vale ni la pena enumerar a los izquierdistas, ya que la gran mayoría lo son.

Pero estos personajes son solo una parte de la maquinaria de izquierda que vive del Gobierno. Durante los últimos años, el monto que gasta el Ejecutivo en consultorías ha crecido de manera exponencial. Para muestra un botón: durante los últimos 10 años, ocho ministerios (Educación, Producción, Justicia, Cultura, Economía, Trabajo e Inclusión Social), han gastado más de mil millones de soles en consultorías. Alguna vez se preguntaron por qué las ONG de izquierda eran las defensoras acérrimas de Vizcarra. Según la información publicada, durante los dos primeros meses del gobierno de Vizcarra se gastaron más de 114 millones de soles en consultorías y solo en el primer año se gastó 1,650 millones. ¿Amor al chancho o a los chicharrones?

Les puedo asegurar que los parásitos que viven del gobierno, harán todo lo posible para facilitar la victoria del candidato Castillo en detrimento de Keiko. ¿Creen que exagero? El día sábado, que supuestamente se debía realizar el debate presidencial convocado por Castillo en las afueras del penal “Santa Mónica”, el Ministerio del Interior emitió la resolución directoral 0040-2021 en la cual negaba la solicitud de Keiko Fujimori para realizar el debate presidencial en la puerta del Penal Santa Mónica (donde Castillo nunca llegó) e inclusive la resolución tenía la desfachatez de amenazar con acciones penales a los infractores. Mientras tanto, el “profesor” Castillo realizaba a la misma hora un mitin en la plaza Manco Cápac de La Victoria para presentar su plan de gobierno (cosa que nunca hizo), con todas las garantías y apoyo de la policía. ¿Dónde quedó la imparcialidad de las instituciones del gobierno?

No olvidemos lo que dijo Hitler, probablemente el asesino más grande de la historia: “Nadie reconocerá Alemania cuando termine el Tercer Reich”, lo que finalmente fue cierto. Al terminar la Segunda Guerra Mundial, Alemania quedó reducida a escombros. Tardaron más de 40 años para que el país pueda salir adelante y reunificarse nuevamente bajo la dirección de Helmut Kohl en 1990. Así que cuando Castillo y compañía dicen que cambiarán el Perú, hay que creerles y luchar contra ellos  para que no lleguen al poder. Recordemos también que fue la Alemania capitalista la que tuvo que financiar toda la reunificación, ya que la Alemania comunista estaba quebrada.

“Cuando la izquierda pierde una elección, intenta destruir el país. Cuando gana lo consigue”.

* Sígueme en Twitter en @urilandman para hacer llegar nuestra voz a todo el Perú. Si lo haces, ya seremos dos e iremos sumando.