La estrategia de Paola Ugaz

Ministerio Público encontró indicios  pertinentes para incluirla en la investigación de la mafia de las Chalinas Verdes

Como lo mencioné en un artículo anterior, luego que presenté a la Fiscalía especializada en delitos de corrupción de funcionarios la denuncia para que incluyeran en su investigación del caso de Susana Villarán a la supuesta red de lavado de activos que lideraría Paola Ugaz Cruz, y que fuera publicado extensamente en distintos medios de comunicación, he tomado conocimiento de que en un afán de revancha están intentando armar un caso en mi contra para tratar de deslegitimar mi derecho ciudadano de pedir que se investigue un caso que posee indicios de un posible delito. Este derecho está respaldado por el artículo 326 del Código Procesal Penal peruano.

Parecería que la otra parte, la de la señora Paola Ugaz Cruz, necesita sacarla del foco de atención. Porque en lugar de simplemente demostrar su inocencia y pasar la página si está tan segura de ser inocente, prefiere atolondrar y lanzar fuegos artificiales tratando de confundir la atención pública de lo realmente central del caso: ¿es o no líder de una red de lavado de activos? ¿Son ciertos o no los chats publicados por el diario Expreso? ¿Puede o no explicar el desbalance patrimonial que presenta junto a su esposo Daniel Collyns? ¿Cómo paga dos pensiones de 1600 dólares cada una en el colegio más caro del Perú si solo gana 1200 euros como corresponsal de un diario español, como lo declaró ante un juez? ¿Le compró o no el terreno de Mala a Pedro Salinas sin papeles de por medio, como él mismo lo declaró ?

Quien no la debe, no la debería temer. Sin embargo, me he enterado por personas cercanas al mismo IDL que Paola Ugaz no solo va a mandar a publicar pronto una “investigación” que demostraría que yo he denunciado por obra y gracia de una organización religiosa, sino que estaría reclutando “colaboradores eficaces” que atestigüen en mi contra. ¿Qué teatro va a armar ahora?

Lo que no logro entender, y creo que los que seguimos de cerca esta historia tampoco, es qué tendría que ver, en todo caso, que yo vaya a Misa, me reúna con religiosos o curas, o rece 400 Rosarios diarios con que ella tenga que dar explicaciones acerca de todo lo que se le está investigando. Y aquí le pregunto directamente a la señora Ugaz: ¿cambiaría algo que yo haya recibido, caricaturizando evidentemente, la Primera Comunión de la mano de un sacerdote  sodálite, el hecho que usted no pueda explicar sus viajes como funcionaria pública bajo el mando de la corrupta confesa de Susana Villarán? ¿O cómo paga tantos préstamos e hipotecas ganando, según lo declaró ante un juez: 1200 euros? Creo que no.

Finalmente, parecería que más bien las cosas cada día van tomando nuevos rumbos en este caso que yo denuncié pero que hoy es parte de una investigación fiscal. Porque es bueno recordar que yo como ciudadano pedí incluir en la investigación de “Las chalinas verdes” el caso del supuesto  “pitufeo” de Ugaz. Y fue el Ministerio Público quien encontró indicios  sobre los cuales indagar y creyó pertinente aceptarla e incluirla en la investigación. Y por lo que se publicó hace unas semanas en un diario local, tal parece que hay inclusive implicados que se estarían acogiendo a la colaboración eficaz. Pero yo ya no tengo nada que ver con eso.

Así que, señora Ugaz, le repito, acúseme de lo que quiera. Solo cumplí con un deber ciudadano y que seguro representa a miles de personas que ya estamos hartos de la corrupción. Del mismo corte que representa hasta hace nada su abogado defensor, Carlos Rivera Paz, quien ya demostró ser un verdadero apañador de pedófilos y usted no ha dicho absolutamente nada al respecto. ¿Queda contenta con la suspensión que le han dado en el IDL o también va a pedir su expulsión? ¿Para usted hay pedófilos buenos y pedófilos malos? ¡Qué irónico! ¿No? Es tan distinto cuando uno es el que toca la guitarra que hasta es capaz de hacerse la ciega, sorda y muda incluso cuando se pierden videos comprometedores de amigos cercanos.

Pero le comento, señora Ugaz, por si todavía no entendió que en el proceso en el cual está implicada: yo ya no tengo nada que ver. No es usted contra mí. Es ante el Ministerio Público que tendrá que defenderse de los hechos verosímiles que se le imputan. Así que mejor no siga subestimando la capacidad e integridad de los funcionarios fiscales. ¿O sigue pensando que los fiscales son, como sus amigos periodistas nacionales e internacionales, a los que pretende engatusar indefinidamente recurriendo a la victimización?

* Tomado de laabeja.pe. Reproducido con autorización del autor