¿Porqué le interesa a la izquierda de Latinoamerica el Perú?

Ya hace algunos días, sentía que mi cuenta en Facebook estaba siendo controlada, empezaba a escribir algo y de pronto desaparecía, como en la época de la Pandemia en que la pandilla de Zamora se dedicó a eso en vez de atender enfermos.

Hoy puse un farol para descubrir de donde venía el control (Durante la Pandemia fueron 3 países vinculados a la izquierda y a la venta de medicinas). Esto no es muy difícil para mí, todos mis compañeros universitarios eran expertos haciendo estas pesquisas y yo no era la excepción. Y cayeron en la trampa tal como lo esperaba.

Esta vez son los países con un entusiasmo por lo rojo, que desean con ansias que lapicito gane y que obviamente están incomodos con mis artículos, pues hasta ahora creo que muy pocos los han enfrentado en el terreno del que ellos se sienten con absoluto control: La ideología.

Pero me puse a pensar en ello y por eso comparto esta idea. ¿Por qué tanto interés en meterse en la vida de los peruanos?, ¿por qué tanto interés en controlar nuestras costumbres y nuestra forma de pensar?, ¿por qué tanto interés en buscar el odio entre nosotros?. ¿QUIZAS PORQUE EL PERÚ HA SIDO MÁS EXITOSO QUE ELLOS?

Estos grupos en el extranjero están conformados en muchos casos por artistas, salieron a marchar en Argentina a favor de Evo, defienden a Maduro, insisten en un socialismo que no existe ni en China ni en Rusia y buscan el mismo caos del que he hablado en todos mis artículos. Su acomplejada lucha de clases no se diferencia en nada a la de los intelectualoides peruanos.

Pero insisto en la pregunta: ¿Si sus países están fracasando económica, social y políticamente, porque desean tanto que el nuestro también lo haga?…y debiera completar la pregunta a los peruanos, ¿porque permitimos esta intromisión?. ¿Qué tal si nosotros le devolviéramos el favor al General Bolivar y vamos a Venezuela a liberarlos?

Latinoamérica se ha convertido en una olla en la que todos vemos como Maduro destruye a su gente y nadie hace nada por ellos. Es más, medio Latinoamérica lo aplaude.

El Perú es un país que mientras ha estado unido ha sido fuerte, en la época de los Incas, en la Colonia, en la resistencia contra Chile o el Ecuador, en la lucha contra el terrorismo, en fin El Perú tiene más historia que toda Latinoamérica junta, nosotros hemos sido el núcleo de la cultura en América del Sur y toda ella aun esta en nuestro territorio.

Nosotros no somos pobres (aunque aún no hayamos terminado de resolver ese problema). La gente de nuestras comunidades, el Perú profundo (como lo quieren llamar algunos) es solo gente que vive con otras realidades, otros problemas y otras alegrías. Necesitan de los que viven en las metrópolis como estos necesitan de aquellos. Muchos de los hijos de aquellos que viven en el campo son parte de la sociedad que vive en la metrópoli y muchos de aquellos que viven en la sierra tienen a sus nietos viviendo en la capital. Ubíquense, los que migraron a las ciudades grandes en el Perú, no fueron árabes, griegos o suizos, fue la gente que estaba en las montañas, muchos huyeron del terrorismo.

Esto generó varios problemas sociales, por lo que yo pienso fue una falta de respeto al lugar al que llegaban. Ese lugar, al que llegaron, tenía costumbres que no quisieron respetar para, por el contrario imponer las suyas. Yo no voy a la casa de mi amigo para imponerle como debe vivir, sino para adaptarme a su forma de vida. Solo en ese momento lograré armonía. Pasa exactamente lo mismo en sentido contrario, si voy al campo, tendré que respetar las costumbres de ese lugar, no puedo imponer las mías.

Esto no es muy difícil de superar, solo se necesita VOLUNTAD Y ERRADICAR EL ODIO Y LA ENVIDIA.Yo sé que esto les jode a mis amigos intelectualoides de Perú y Latinoamerica, porque con cada artículo me tiro abajo sus miserables ideologías. Muchos me leen, se incomodan, pero, lo más importante, es que está llegando a aquellos que han sido adoctrinados por años por ustedes, que aunque les cuesta racionalizar, los obliga a pensar y reflexionar.

Alguna vez un intelectualoide me dijo: “¿Por qué quieres obligar a la gente a pensar?”…Porque yo si soy maestro.