La economía, va recuperando lo perdido

Se espera el presente año, a pesar de los sobresaltos y definiciones políticas, la economía peruana recupere parte, si no es todo, lo perdido el año pasado a consecuencia de la pandemia, es un proceso con expectativas positivas para la economía, y para todos los peruanos. En el 2020, se experimentó una fuerte contracción económica, con retroceso en la producción, el empleo, los ingresos, el sector externo, en negativo, caída en el consumo de las familias, y aumento en los niveles de pobreza. Ahora, todo apunta a que este 2021 será un año bueno para la reactivación productiva, así lo van registrando los indicadores disponibles de la economía, en lo que va del año, mostrando signos positivos, veamos.

En el primer trimestre del 2021 el PBI peruano creció en 3,8%,[1] recuperando lo perdido en similar periodo del año pasado que exhibió una cifra negativa de -3,7%. La economía, en este trimestre, ya ha superado, cuatro trimestres consecutivos de comportamiento negativo. Aún más, en el mes de abril del presente año, algunos sectores muestran crecimientos importantes como: el sector pesquero que ha crecido en 132,13%, la actividad minera y de hidrocarburos, creció en 57,79%, la producción de energía eléctrica aumentó en 35,64%, y se espera un crecimiento muy importante del sector construcción, el consumo interno de cemento creció en más de seis mil por ciento, se estima buen comportamiento en la manufactura y los servicios. Todo indica que se viene configurando un buen momento para la economía como lo indica el comportamiento de sectores claves, como lo señalan los indicadores adelantados del mes de abril[2].     

En el primer trimestre del año 2021, el positivo desenvolvimiento económico se explica por la recuperación de la demanda interna, con incrementos de la inversión en 30,4%, el consumo de las familias y del gobierno. La inversión se expandió como resultado de los mayores gastos en nuevas construcciones que crecieron, por la mayor adquisición de maquinaria y equipo. Cabe destacar que la inversión privada se incrementó en 31,6% y la inversión pública en 26,4%.

A estos factores positivos, se añaden los pronósticos favorables sobre la marcha económica peruana. El último reporte del Banco Mundial sobre la economía global, indica que el PBI peruano estaría creciendo este 2021, en 10,3%[3], una de las tasas más altas de toda América Latina y el caribe, es verdad parte de ello fruto del rebote estadístico tras cifras difíciles del año pasado, pero también por la propia dinámica empresarial del país. Cabe destacar como otro factor positivo, dadas nuestras relaciones con el exterior, que, según el reporte del Banco Mundial, la economía global crecería en 5,6%, por encima de lo señalado en los primeros estimados para el presente año, se espera un fuerte rebote en las economías de EE.UU. y China, señalando importante recuperación, a pesar de que aun en todos los países del mundo el fantasma de una nueva ola de contagios no se ha disipado, a medida que también avanza el proceso de vacunación en nuestros países, que será el acicate más poderoso para dejar a tras los embates de la crisis sanitaria y profundizar el proceso de reactivación productiva que, estoy seguro, será acompañado por la reducción de los niveles de pobreza en los países, incluido el nuestro. En este escenario, en nuestra patria, el mandato principal para los nuevos liderazgos políticos, es tratar con sumo cuidado la marcha económica del país, imperativo para la senda de crecimiento y el mejoramiento de las condiciones sociales y de vida, que todos aspiramos.

[1] INEI Informe Técnico Producto Bruto Interno Trimestral. Comportamiento de la Economía Peruana en el I Trimestre 2021. Lima, mayo 2021.
[2] INEI Informe Técnico Avance Coyuntural de la Actividad Económica, abril 2021. Lima, junio 2021.  
[3] Banco Mundial: Perspectivas Económicas Mundiales. Junio 2021:  https://www.bancomundial.org/es/publication/global-economic-prospects