EEE.UU. respalda la democracia en Latinoamérica y en el Perú

La actual administración norteamericana ha enviado un significativo mensaje al Perú, reconociendo que las elecciones presidenciales en segunda vuelta han sido “libres, justas, accesibles y pacíficas, siendo un modelo de democracia en la región”; debido a que hay, probablemente, cierta analogía con lo acontecido en sus propios comicios a fines del año pasado, donde se llegó a hacer acusaciones muy severas e infundadas contra el Presidente Biden.

El bien supremo que alienta EE.UU. es el de fortalecer en la región, la democracia, es decir, que desea contribuir al cabal desempeño de gobernabilidad en los países latinoamericanos para lograr el bienestar de sus pueblos.

Este pronunciamiento, producto de reflexiones que ha hecho la propia Casa Blanca, el Departamento de Estado y el Consejo de Seguridad Nacional, tienen en cuenta la expansión de otras naciones que han cobrado mayor presencia, dado que la anterior gestión norteamericana condujo a que su ausencia fuera reemplazada por fuentes de financiamiento y cooperación de otras latitudes.

En consecuencia, el mensaje es que somos integrantes del sistema interamericano, que se sustenta en la democracia y sus instituciones constitucionales. Asimismo, geopolíticamente, por la ubicación del Perú, somos un hub comercial donde EE.UU. es el primer importador de nuestros productos a nivel continental y el segundo a nivel mundial. Somos además socios en la OEA, colaboramos en la ONU, integramos el APEC y se busca coadyuvar a que al Perú le vaya bien y que la voluntad popular del soberano, el pueblo, sea respetada. 

Otras consideraciones, además de la democrática y la geopolítica, son la preocupación por el narcotráfico, las migraciones, la cuestión ecológica, el tratamiento al capital extranjero, entre otras. Sin duda, muestran su confianza en las instituciones del Perú, concretamente en el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) y el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC), para que estas resuelvan ajustadas a ley, es decir, en el marco de la plena vigencia del estado de derecho en el Perú.

A esto, se suma además el comunicado del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, mediante el cual condenó la campaña de desinformación e intentos de anular votos de las zonas rurales y pobres. También pidió respetar la voluntad del electorado para fortalecer la democracia.

Nadie puede desconocer la influencia de Estados Unidos en el continente, nación con la que compartimos el sistema interamericano, al igual que con Canadá,  basados en los principios y valores de la democracia y derechos humanos,  cultura que a su vez nos engarza con los  integrantes de la Unión Europea y el Reino Unido.

Al término de este breve artículo, supimos, asimismo, de la presentación de un documento de “declinación irrevocable” presentado por el representante del Ministerio Público en el Pleno del JNE, el señor Luis Arce Córdova. Cabe precisar que de acuerdo con la Ley Orgánica del Jurado Nacional de Elecciones, los integrantes del pleno del JNE no pueden renunciar durante los procesos electorales, de referéndum u otras consultas populares. En respuesta al documento del señor Arce, mediante Resolución N° 66-2021-P/JNE, el Presidente del JNE resolvió suspenderlo en el ejercicio del cargo de Miembro Titular del Pleno del JNE, para dar lugar a la convocatoria del nuevo representante que provisionalmente corresponda.

* Jurista y diplomático