El empleo crece, también la informalidad laboral

En el segundo trimestre del presente año el empleo creció en una cifra espectacular, 52,6%,[1] es evidente que se recupera el número de puestos de trabajo frente a cifras de caída muy graves en el segundo trimestre del año pasado con confinamiento y parálisis productiva por las drásticas medidas decretadas entre marzo y junio del año pasado, a fin de afrontar la emergencia sanitaria generada por la presencia de la COVID-19 en suelo patrio. El empleo a nivel nacional registró la cifra de 16 millones 849 mil trabajadores, si bien el rebote ha sido bastante destacable, aún, así es menor en 0,9% a las cifras pre pandemia registradas en similar trimestre del 2019, donde el número de puestos de trabajo ascendía a 16 millones 992 mil trabajadores. Estamos en el camino a recuperar la totalidad de lo perdido, pero aun falta, y es circunstancia para profundizar medidas que generen mayor empleo, con inversión pública y privada.

Es importante destacar, que la recuperación del empleo ha ido por los trabajos de menor calificación, lo cual es indicio de la pérdida de la calidad en el empleo, en el último año. Los efectos de la pandemia han afectado duramente al mercado laboral peruano, y por supuesto en los ingresos de los trabajadores, circunstancia que ha incidido en el deterioro de las condiciones de vida y pobreza de las familias peruanas.               

No hay mejor noticia para una sociedad que busca encausar su economía en una senda positiva de crecimiento y desarrollo que exhibir crecimiento en el empleo, especialmente cuando este es de calidad, con beneficios al trabajo que lo amerita, nuevas generaciones se van sumando a la expectativa de tener un trabajo decente y aquellos que lo tuvieron y lo perdieron, encontrar la posibilidad de recuperarlo, mantenerlo y lograr estabilidad, en un anhelo que posibilita, a su vez, los ingresos necesarios para afrontar las necesidades de la vida familiar y, el aporte a la colectividad. 

Como señaláramos, en el año móvil julio 2020-junio 2021, la población con empleo adecuado del país fue de 7 millones 315 mil ocupados, disminuyendo en 11,1% comparado con el año móvil anterior, es decir, en 915 mil 100 personas adecuadamente empleadas, menos. Por el contrario, la población subempleada a nivel nacional, en el mismo periodo, aumentó en 19,1% (1 millón 444 mil personas), al compararlo con similar periodo.

El empleo informal aumenta, es decir los ocupados sin beneficios sociales o que trabajan en unidades de producción no registradas en la administración tributaria, ha venido creciendo, con lo cual se demuestra que la recuperación de puestos de trabajo a nivel nacional, ha venido mayoritariamente por el aumento de empleos de baja productividad, eventuales, sub empleados y en unidades económicas pequeñas, en su mayoría. El empleo informal en el segundo trimestre del 2021, en las áreas urbanas, creció en forma muy importante, aumentó en 11,9%, respecto a similar trimestre del año 2020, habiéndose registrado más de 9 millones de ocupados informales en las ciudades del país, lo que representa el 72,5% del total de ocupados en el área urbana, según las últimas cifras oficiales disponibles.

Las cifras oficiales, que se tienen sobre el empleo a nivel nacional, corresponden al segundo trimestre del presente año. Ellas muestran una importante recuperación de puestos de trabajo, frente a aquellos perdidos por la emergencia sanitaria provocada por la pandemia de la COVID-19. Recordemos que, en el país, un 16 de marzo del 2020, se declaró el estado de emergencia nacional, estableciéndose una cuarentena obligatoria y distanciamiento físico, que se amplió con dureza hasta el 30 de junio del 2020, circunstancia que la realidad enrostraría lo excesiva de la medida. Los impactos en la economía y el empleo fueron muy duros, pero se van evidenciando momentos de recuperación lo cual marca una tendencia positiva. 

La tasa de desempleo a nivel nacional se ubicó en 5,5%. Se estima en 976 mil 300 personas las que buscaron trabajo de manera activa a nivel nacional. Y lo importante es que se va recuperando la masa salarial que tuvo un crecimiento de 82,4%, recuperando lo perdido en el segundo trimestre del 2020.  Sin embargo, frente al nivel prepandemia aún las cifras son negativas, en -10,5%. Lo cual señala que aun hay un largo trecho por andar, en recuperación de lo perdido y lo más importante, lograr un crecimiento sostenido hacia adelante, en materia de empleo.

[1] INEI Informe Técnico Comportamiento de los Indicadores de Mercado laboral a Nivel Nacional 2021. Lima, agosto 2021