China a Evergrande: evite el impago

Los reguladores financieros de Pekín emitieron un amplio conjunto de instrucciones para China Evergrande Group, indicando a la desarrolladora que se concentre en completar las propiedades inacabadas y en reembolsar a los inversores individuales, evitando al mismo tiempo un impago a corto plazo de los bonos en dólares. 

Los reguladores dijeron que la empresa debía comunicarse de forma proactiva con los tenedores de bonos para evitar un impago. La promotora tiene un cupón de US$ 83,5 millones que vence el jueves, con un periodo de gracia de 30 días para realizar el pago. 

No hay indicios de que los reguladores hayan ofrecido apoyo financiero a Evergrande para el pago de los bonos. Los reguladores están tratando de saber más sobre quién tiene los bonos de Evergrande. 

El gobierno chino quiere evitar un colapso inminente de la promotora, que podría agitar los mercados financieros. Cualquier señal de que Pekín está tomando medidas para dar a Evergrande más tiempo para gestionar sus problemas de deuda podría calmar los nervios de los inversores en China y en el mundo. 

La crisis de Evergrande se debe en parte a la campaña del presidente Xi Jinping para poner freno a las empresas inmobiliarias sobreapalancadas y desalentar el riesgo moral. Es poco probable que su gobierno vea con buenos ojos un impago desordenado que pudiera amenazar la estabilidad. Las grandes inyecciones de efectivo en el sistema financiero por parte del Banco Popular de China en los últimos días sugieren que los responsables políticos ya están centrados en apuntalar.