La extorsión al congresista Kamiche

Todos los días vemos en las noticias alguna barbaridad que ejecuta este gobierno, tales como el discurso vergonzoso de Castillo en la ONU, personas a las que se coloca en puestos para los que no cumplen ni el más mínimo de los requisitos, nombramiento de funcionarios con prontuario terrorista, etc.

El problema radica en que no vemos lo que se puede hacer para combatir esta acción del Gobierno. Las críticas de la prensa le resbalan, las manifestaciones en la calle lo tiene sin cuidado, las advertencias de la Contraloría o de la Defensoría del pueblo la usa como papel higiénico, etc.

Sin embargo, ha ocurrido algo fuera de lo común y también fuera de lo esperado: el congresista Kamiche fue quien informó por WhatsApp al grupo parlamentario de Perú Libre de la muerte del genocida Abimael Guzmán, calificándolo de persona nefasta. Nadie se pronunció a favor o en contra de esta afirmación en el chat, posteriormente el congresista Kamiche calificó de exagerada e inadecuada la posición del premier Guido Bellido respecto de hacer cuestión de confianza si se censura al ministro de trabajo Iver Maraví; luego la hija del congresista fue atacada en la calle, lanzada al suelo y amenazada de muerte por lo que el Kamiche publicó en su cuenta de Twitter que ninguna amenaza lo iba a hacer callar.

Este es un hecho extraordinario que nos indica que los Dinámicos del Centro no solo tienen representantes en el Congreso, sino que también se dan el lujo de “apretar” a quienes se apartan de la línea partidaria. Esto debe ser inmediatamente aprovechado convocando al Congreso de la República (no al ministro del Interior, sería perder el tiempo) al Director General de la Policía y al Comandante General de la región policial donde ocurrió el ataque, se les debe exigir a ambos una explicación de lo ocurrido y la inmediata captura de los delincuentes.

Recordemos que existen múltiples denuncias por ataques a periodistas críticas al Gobierno Regional de Junín ¿Han ampliado su radio de acción? Esto tiene el mismo “modus operandi” solo que, en lugar de echarle ácido en la cara, se han limitado a tirarla al piso pues se trata de la hija de un congresista.

La acción policial, por un lado, podría aportar una contundente prueba de que los Dinámicos del Centro están representados en el Congreso y podría ser también lo que se necesita para que la Fiscalía pida y obtenga la prisión preventiva de varios indeseables que andan libres por la falta de decisión del Poder Judicial. Por otro lado, también podría ser el aliciente que algunos congresistas necesitan para abandonar la bancada de Perú Libre y quizás hasta pasarse al lado de los que proponen la vacancia del Presidente.

Como fuere, no basta con solidarizarse en las redes sociales con el congresista Kamiche; el Parlamento debe usar todo su poder y presionar a la Policía Nacional para que se capture a los culpables y se descubra quiÉn estuvo detrás de este ataque.