Testigo principal también investigada por Línea Amarilla

Cuando parece que la investigación fiscal por el caso “Los pitufos de Paola Ugaz” va cerrando el círculo, aparecen nuevos personajes e indicios que indicarían que esta historia es más compleja de lo que pensábamos, y que no se trata solo de un círculo sino de varios.

Desde hace algunas semanas, mientras hemos ido informando sobre los avances en Fiscalía sobre este caso, la participación de la testigo Fiorella Desireé Pinedo Elaluf ha ido tomando cada vez mayor protagonismo.

En estos últimos días ha trascendido que además de su involucramiento en la investigación que viene realizando el despacho del Fiscal José Domingo Pérez, Pinedo Elaluf también está siendo investigada por el caso la Línea Amarilla, cuya carpeta fiscal se encuentra en otro despacho.

Nuevamente detenida

El nombre de Fiorella Desireé Pinedo Elaluf, identificada con DNI 44303520, salió a la luz hace poco más de un año cuando el diario Expreso publicó el contenido de algunos intercambios que habría tenido Paola Ugaz con distintas personas con las que habría estado coordinando distintas operaciones configurando una posible red de lavado de activos.

Si bien Ugaz Cruz, entonces y ahora, sigue negando que conoce a los nombrados en esos diálogos o que haya realizado alguna de las operaciones monetarias señaladas, las investigaciones fiscales, junto con las declaraciones de más de cinco colaboradores eficaces, han ido demostrando que Ugaz habría mentido y que no solo conocía a los nombrados, sino que la supuesta red era mucho más grande de lo que se presentó en ese entonces.

Entre los nombres que aparecieron hace más de un año estaba el de Fiorella Pinedo, más conocida entre sus amigos del negocio como “La charapa”, y el de su esposo, el médico del Minsa acusado de practicar abortos ilegales, Juan Jesús Escate Lira, hoy vinculado estrechamente al partido de gobierno.

Al inicio de la investigación, Fiorella Pinedo aparecía como una de las encargadas de recibir dinero de Paola Ugaz en sus cuentas bancarias para luego devolverlo cobrando una comisión del 15% por dicha operación. Con el avance de las pesquisas, la Fiscalía descubrió que también estaría involucrada en el negocio de préstamos de dinero con intereses, fondos que eran facilitados por Ugaz.

Hace algunas semanas Pinedo decidió acogerse a la colaboración eficaz, rindiendo distintas declaraciones al Ministerio Público en donde habría confesado que sí conocía a Paola Ugaz y a algunos de los implicados, como Jhosy Mogollón Villarreyes, Vicente Anderson Campos Ruiz y Carlos Pérez Ruiz, alias “Alonso”, entre otros.

Por otro lado, el 10 de agosto último publicamos que Pinedo Elaluf estaría involucrada en una red de tráfico de terrenos en el distrito de Chilca, al sur de Lima. Este dato se confirmó cuando alrededor del pasado 20 de septiembre Fiorella Pinedo fue detenida por este caso de Delito contra el patrimonio, estafa y tráfico de terrenos en agravio de la Comunidad Campesina de Cerro Azul, que viene siendo investigado por el Primer Juzgado Unipersonal Penal Transitorio de Cañete.

En este contexto, apareció un nuevo personaje en escena: Ángela Llanos Mayta, quien también estaba detenida por el mismo caso. Luego de eso, Llanos Mayta se acogió a la colaboración eficaz, pero sorprendentemente lo hizo para ofrecer información relacionada con el caso “Los pitufos de Paola Ugaz”.

Esto obliga a elaborar la hipótesis de que el caso del tráfico de terrenos en Cerro Azul estaría vinculado al de lavado de activos “Los pitufos”. Si no, ¿por qué Llanos se acogería a colaborar en el caso por el cual no había sido detenida originalmente?

Sin embargo, aquí no termina la historia en torno a Fiorella Pinedo. Hace algunos días, habría sido detenida nuevamente. Pero esta vez no por de tráfico de terrenos, sino por mandato de la Fiscalía Supranacional Corporativa de Corrupción de Funcionarios, por el caso La Línea Amarilla, cuyos imputados son Valfredo de Assis Ribeiro Filho (representante de OAS en el Perú), Jaime Salinas López Torres, Cesar Uzeda Ferreira y, claro está, Susana Villarán, entre otros.

El papel de Fiorella Pinedo en este caso de corrupción aún no está claro. Lo que sí transcendió fue que su detención se produjo porque no se presentó a rendir declaraciones en reiteradas oportunidades. Seguramente, pronto habrá noticias porque a pesar de las críticas que viene recibiendo por otros casos, el despacho del fiscal José Domingo Pérez está avanzando a paso firme para identificar a todos los ciudadanos de la aldea de “Los pitufos”. Y esto a pesar de la presión que ciertos personajes vinculados al actual gobierno quieren ejercer para detener la investigación, como serían el abogado Julián Palacín, algunos miembros de la PCM y del Ministerio de Justicia.

El desarrollo de las investigaciones alrededor de Pinedo Elaluf son muy importantes en procura de dilucidar el entramado de corrupción en torno a Susana Villarán. Sin duda, hay mucho pan por rebanar porque a la fecha Pinedo Elaluf está involucrada en tres investigaciones fiscales: “Los pitufos”, tráfico de terrenos en Cerro Azul y Línea Amarilla. Y, paradójicamente, en los tres casos, gracias a las investigaciones de la Fiscalía y las declaraciones de los distintos testigos, habría una línea trasversal que involucra al entorno de la exalcaldesa Villarán.

Como ya lo informamos el 27 de agosto pasado, Fiorella Pinedo Elaluf declaró que conoce a Paola Ugaz y sus supuestas actividades ilícitas y este hecho consta en un escrito remitido el 17 de agosto a la Fiscalía por la propia Fiorella Pinedo. Esto también fue confirmado por otros colaboradores eficaces como Jhosy Mogollón, Carlos Pérez Ruiz, Lucía Lisbeth Humaní López y Ángela Llanos. Esta última, como indicamos, sería pieza clave para desenmarañar la madeja del tráfico de terrenos.

¿Quiénes más estuvieron involucrados en este tramado de lavado de activos? Como se puede ver, la Fiscalía podría tener entre manos uno de los casos de corrupción más sólidos de la última década.

* Tomado de La Razón