Vacancia por incapacidad mental

Hace unos días atrás vi con sorpresa que en el programa de Philips Butters llamaban “burro” al presidente Pedro Castillo. Digo sorpresa, no porque discrepe con el adjetivo calificativo, sino porque por corrección política los medios de comunicación se refieren a Castillo como un hombre de “bajo nivel intelectual”,

Repasemos algunas de sus más resaltantes “castilladas”

  • Invitar a Keiko a debatir, pero acompañados de sus padres.
  • El discurso de la filosofía del pollo.
  • Decir en plena cena de presidentes que los peruanos tienen que hacer sus necesidades en un hueco.

Las “castilladas” de arriba podrían explicarse por su bajo nivel intelectual y su falta de roce social. Castillo se trata de presentarse como un humilde campesino y grita a los cuatro vientos que no es comunista ni chavista ni terrorista. Sin embargo nombra a un ministro encarcelado por terrorismo como Bejar y a otro, Iver Maraví; que tiene atestados policiales donde se le señala como autor de atentados terroristas.

Vamos a suponer que eso fue “ignorancia política”, nadie investigó el pasado de esos señores y el Presidente se metió una patinada al nombrarlos ministros. Pero ¿qué hacemos con la necedad de Pedro Castillo de seguir hablando de una nueva Constitución? Sigue diciendo que en ella la salud y la educación serán un derecho, pese a que ya le han explicado hasta la saciedad que en la actual Constitución la salud y la educación están consagradas como derechos de todo peruano y para colmo de males cada vez que menciona este tema causa la subida del dólar.

Vamos a suponer que el pobre hombre no puede retener en su mente una explicación más compleja sobre una cambio o reforma constitucional y por eso repite lo de la salud y la educación. Ahora ¿qué hacemos con el tema de la nacionalización del gas? Ya le han explicado al “Prosor” que nacionalizar el gas no va a generar la masificación del mismo, que para ello se necesita construir gasoductos que lleven el gas del punto de extracción a las ciudades donde se pretende masificar. Vamos a disculparlo suponiendo que cuando da sus discursos en los pueblos no sabe cómo explicar algo que él tampoco entiende y por defecto se le sale la palabra nacionalizar y lógicamente cada vez que Pedrito suelta una “castillada” el dólar vuelve a subir.

Por un momento supongamos que todas las excusas dadas para justificar o comprender el actuar de Pedro Castillo como presidente son exactas. Partiendo de esa premisa la única conclusión posible sería que tenemos un presidente “subnormal” y la vacancia no debería darse por “Incapacidad Moral” sino por “Incapacidad Mental” por lo tanto es urgente sacarlo de la presidencia antes que sus “Castilladas” terminen de hundir al país.

Como Asociación Haciendo Patria exhortamos a todas las fuerzas políticas democráticas del Congreso de la República a vacar al Señor Pedro Castillo, la salud del país así lo requiere.