Se ha triplicado el precio de los fertilizantes

El bloqueo de las carreteras a la Sierra de La Libertad contra el alza de los fertilizantes se debe a que “costaban entre 60 y 65 soles y hoy están en 215 soles”, según indican. 
Como se sabe, el gobierno se propone importar fertilizantes de Bolivia, tal como se pactó en el paquete de acuerdos de la reciente visita presidencial al país altiplánico. 

Además, ha anunciado la intención de instalar en Piura una planta de elaboración de fertilizantes con la materia prima de los fosfatos de Bayóvar.  

Como se sabe, parte importante de las acciones de los yacimientos fue adquirida hace poco por el grupo Hochschild. La empresa sería estatal si no consigue un financiamiento público-privado. 

El alza de fertilizantes actual se debe, sin embargo, a un problema coyuntural de alcance global en la que la escasez eleva los precios a niveles récord.   

Y eso tendrá consecuencias en otro precios. Los agricultores norteamericanos los aplican normalmente para aumentar los rendimientos del maíz y el trigo, y los costos más altos de los fertilizantes podrían traducirse en precios más altos para el pan y el pollo en el Perú.  

Los precios mundiales de los alimentos alcanzaron un máximo de 10 años en octubre pasado, según Naciones Unidas.  

Los precios del gas natural, un insumo clave, se dispararon en Europa. Los precios mundiales de la urea este mes superaron los 1.000 dólares por tonelada por primera vez, porque Rusia y China han frenado las exportaciones. En EE.UU., por los precios tan altos, agricultores están retrasando las compras. Podrían reducir sus necesidades de fertilizantes plantando más soya y menos maíz, pero pocos planean hacerlo. 

80% MAS CARO 

Las ventas mundiales de fertilizantes alcanzaron los 53 mil millones de dólares en  

2020, y los precios son al menos 80% más altos en lo que va de año. Lo que preocupa son los precios del próximo año, que podrían empeorar. Pero, si se trata de un fenómeno de coyuntura debido a las restricciones de oferta por la pandemia, como muchos creen, los precios bajarán cuando la oferta se normalice.  

En tal caso, una empresa estatal de fertilizantes a precios de hoy puede ser un fracaso a precios de mañana.