Las burradas de Pedro Castillo: ¿Ignorancia o estrategia bien diseñada?

En un artículo anterior me referí a las burradas que Pedro Castillo realizó durante la segunda vuelta electoral. Ahora, a casi seis meses de su Gobierno, las burradas siguen siendo el pan de cada día, o de cada tres días al menos; sin embargo, la última, nombrar presidente de Perúpetro a una persona como Daniel Salaverry, quien no cumple ningún requisito de los que el perfil de tan importante cargo exige, nos llama a una reflexión mas profunda.

Que Pedro Castillo es un hombre ignorante, sin cultura, sin roce social, de bajo coeficiente intelectual, etc, ya lo sabemos y no voy a redundar en ello. Supongamos que nombró al Ex Canciller Chiflado, me refiero a Bejar, porque no sabía lo que hacía, luego supongamos también que trató de hacer ascender a la mala a dos coroneles chotanos al grado de general porque pensó que él en su calidad de presidente y jefe supremo de las fuerzas armadas tenía esa opción entre sus atribuciones… pero y lo de Salaverry ¿en casi seis meses no ha aprendido que para cada puesto en el sector público existe un perfil de obligatorio cumplimiento? Mi apreciación es que sí lo sabe y sí le importa también, y si a pesar de ello designa a personas a puestos para los que no cumplen el perfil, lo hace porque está midiendo fuerzas.

Pedro Castillo y sus aliados comunistas están midiendo fuerzas, en cada barbaridad que hacen toman nota de las reacciones de la población, de la prensa, de los militares, de la Defensoría del pueblo, de la Contraloría General de la República y de cuanto organismo público pudiera ser un escollo para sus planes dictatoriales.

No tienen seis meses en el poder y por la cantidad de escándalos que han ocurrido parece que este fuera el último año de su gobierno; decir que este Gobierno es inepto y corrupto no es algo nuevo, es una noticia repetida; ver un noticiero es ver la colección de burradas de este Gobierno, oír hablar de la ineptitud y corrupción de este Gobierno es algo que ya cansó al ciudadano de a pie; debo confesar que a mí mismo me cuesta trabajo escribir sobre este tema, siento que al escribir sobre la corrupción del Gobierno estoy repitiendo algún artículo anterior, debo reconocer que la estrategia le está funcionando a Pedro Castillo.

¿Captaron la estrategia de Pedro Castillo? ¿No? Pues es muy simple, esta ráfaga de actos de corrupción tiene por objetivo cansar a la población, llevarla a un nivel de hastío tal, que cuando el ciudadano de a pie vea una denuncia de este tipo en un noticiero su reacción sea cambiar el canal, que esta casi nula atención del público a las denuncias sea la razón por la cual los noticieros dejarán de hacer públicas todas las irregularidades, ya nadie prestará atención a las observaciones y/o recomendaciones de la Contraloría, la Defensoría del Pueblo, etc  y ese será el momento en que nos pondrán la bota comunista en el cuello.

¿Cómo lo evitamos? No nos cansemos, tengamos siempre presente que todos somos soldados de la democracia, difundamos los actos de corrupción de este gobierno, entre los amigos, en las redes sociales, en los grupos de compra-venta, en todo lugar donde podamos, hagamos sentir nuestro repudio, nuestra protesta, quizás así el partido de Acuña y Acción Popular le retiren el apoyo al Gobierno y la tan anhelada vacancia se convierta en realidad.

Dios Salve al Perú