Empresa china Three Gorges pide US$ 289 millones de indemnización al gobierno regional de Arequipa

Un reclamo de Inland Energy -filial peruana del gigante chino Three Gorges, al que también pertenece la distribuidora Luz del Sur- ingresó a las 14.48 horas de ayer a la mesa virtual del Gobierno Regional de Arequipa (GRA). Se trata de una carta firmada por la compañía Inland Energy que plantea “trato directo”, el procedimiento que busca resolver la controversia originada “por el incumplimiento de las obligaciones del GRA, que debía suministrar el agua de Majes II” para el componente energético. 

Inland Energy pertenece a Luz del Sur y esta pertenece al gigantesco conglomerado chino Three Gorges. Esta compañía, en 2018, obtuvo la concesión para construir la central hidroeléctrica de Lluclla en la sierra de Arequipa. La concesión ahora está en manos de Inland. 

Lluclla producirá 300 megavatios con los más de 30 metros cúbicos que irrigarán las pampas de Majes y Siguas. Así está establecido en el contrato suscrito con el Gobierno arequipeño. “Inland rechaza enérgicamente los incumplimientos del GRA e inicia el presente trato directo para salvaguardar sus derechos”, precisa la misiva, también copiada al Ministerio de Economía y Finanzas. Advierten que, sin componente irrigacional, es imposible desarrollar su proyecto de hidroeléctrica. La compañía sino-peruana ha entregado una carta fianza al Ministerio de Energía y Minas como garantía para ejecutar la obra en los plazos previstos. De no llevarse a cabo la obra, la fianza podría ejecutarse.  

También afirman que la indefinición sobre el destino de la obra originó el alejamiento de varios contratistas. “Inland hizo las actividades preparatorias para la construcción de la hidroeléctrica y efectúa la estructuración financiera para comenzar la construcción”, precisa la carta. En el texto se acusa al GRA porque, de manera injustificada, ha impedido la concretar la infraestructura mayor de riego con la no firma de la llamada Adenda 13.  

Ante el incumplimiento, la generadora eléctrica demanda una solución a la paralización de las obras hidráulicas. Sin embargo, si no prospera esta salida, demandan el pago del daño emergente que asciende a US$ 9 millones. Este concepto corresponde a restitución de pagos e inversiones que ya efectuaron para Lluclla. Además, US$ 280 millones por lucro cesante, lo que dejará de percibir la compañía, de quedar trunca la generación de electricidad. 

Inland Energy recuerda la cláusula 19.5 del contrato: de no arribarse a un consenso en el trato directo, el siguiente camino será un arbitraje internacional administrado por el International Centre for Dispute Resolution, que es la División Internacional de la Asociación Americana de Arbitraje, de Estados Unidos. 

El documento de Inland Energy se ha derivado a asesoría jurídica. 

 

FEBRERO 

La gobernadora de Arequipa declaró ayer a los medios que, después de reuniones con el MEF, el Gobierno Regional ha solicitado que la empresa (Cobra) espere hasta la mitad de febrero para remitirles toda la información y desrabar la situación. 

También se ha cursado oficio a la Presidencia del Consejo Regional para que se derive el tema a la Comisión de Infraestructura considerando a Majes Siguas II como un proyecto especial.