Rusia entró en impago de su deuda externa

Rusia declaró la suspensión de pagos de su deuda externa al no aceptar sus acreedores el pago en rublos, asegura este lunes 11 de abril Standard and Poor´s en un comunicado.

Rusia tiene sus cuentas en dólares bloqueadas en Estados Unidos por orden del gobierno, y ha ofrecido pagar con rublos sus bonos con vencimiento el 4 de abril, pero los inversores se han negado a aceptar ante la imposibilidad de convertir los rublos en dólares.

Según S&P, esto equivale a un “impago selectivo” (selective default), que se declara cuando un país, institución o empresa incurre en impago de alguna de sus obligaciones, pero no de su deuda global.

Rusia tiene aún un llamado “periodo de gracia” de treinta días desde el 4 de abril para efectuar sus pagos de capital e intereses, pero S&P lo considera improbable. “No esperamos en este momento que los inversores consigan convertir los pagos en rublos a dólares”, afirma Standard and Poor´s. Estima que las sanciones contra Rusia van a endurecerse en las próximas semanas, “obstaculizando la voluntad rusa y su capacidad técnica de honrar sus obligaciones”.