Avances en la reversión de la pobreza

En la última década la pobreza monetaria en el país se redujo significativamente. En el año 2010, el nivel de pobreza afectaba al 30,8% de la población peruana, para ir reduciéndose año a año hasta afectar al 20,2% de la población, en el año 2019, diez años después. Las cifras muestran que los niveles de pobreza se redujeron en más de diez puntos porcentuales, muy importante para tener menor número de pobres, en el país.

La disminución de pobreza si bien se dio en todos los ámbitos geográficos, en el área rural se redujo en forma destacable, paso de afectar al 61,0% de la población total que reside en dicha área, en el año 2010, al 40,8% de la población de dicho ámbito en el año 2019, en el mundo rural la pobreza se redujo en más de veinte puntos porcentuales, en la década. También, disminuyó la pobreza en el área urbana, de afectar al 20,0% de la población de las ciudades en el 2010, se redujo al 14,6%, en el 2019. Más de cinco puntos porcentuales menor.    

¿Qué factores incidieron en la disminución de la pobreza en la década? Pues, el crecimiento económico aportó significativamente a dicha reducción, y no puede ser de otra manera, porque la dinámica productiva generó mayor empleo, creciendo en forma importante, con ello los ingresos de los trabajadores que mostraron, a su vez, tendencia positiva. Al crecimiento económico se suman los resultados de las políticas redistributivas que, a través de los diferentes programas sociales implementados, y sostenidos por los sucesivos gobiernos, direccionándolos eficientemente hacia los hogares menos favorecidos, aportó a la disminución de la pobreza. Una economía de mercado y las políticas de focalización social trajeron buenos frutos en la disminución de los niveles de pobreza en el país, en la última década.

La pandemia de la COVID-19, tuvo un impacto negativo muy grande en materia económica y social, fuerte caída del PBI peruano, en el año 2020, en 11,1%, por la semi parálisis productiva, afecto el empleo y los ingresos de los trabajadores. Incluso en el año 2021 no se recuperaron en su integridad y calidad. Como era de esperarse la pobreza en el año 2020 subió a niveles insospechados, creció en diez puntos porcentuales hasta afectar al 30,1% de la población peruana, es decir en materia de pobreza el Perú retrocedió una década, el porcentaje de pobreza se ubicó en las cifras del año 2010. Significando la caída más dura en lo social con impresionante aumento de pobres en todo el país.

Pasado el vendaval, y fruto del grado de resiliencia de la economía peruana, se posibilitó importante recuperación en el año 2021. La economía creció en 13,3% en dicho año recuperando cerca del cien por ciento de los niveles de actividad del periodo pre pandemia, esto permitió revertir, en parte el problema de la pobreza. Las recientes cifras oficiales[1] sobre la evolución de la pobreza monetaria en el país señalan que, en el año 2021, esta afectó al 25,9% de la población, es decir, uno de cada cuatro peruanos se encuentra en situación de pobreza, lo que indica que su gasto per cápita  no alcanza para cubrir el costo de una canasta mínima de consumo, alimentaria, con los nutrientes y calorías mínimas indispensables, y no alimentaria, con los bienes y servicios necesarios de vivienda, transportes, comunicaciones, educación, salud y otros, que cubren las necesidades principales de las familias. Son pobres extremos aquellos pobladores, cuyo gasto per cápita no alcanza a cubrir el costo de la canasta básica de alimentos. La tasa de pobreza extrema afectó en el año 2021 al 4,1% de la población peruana, esta cifra si bien es menor a la registrada en el año 2020 (5,1%), es aún mayor en 1,2 puntos porcentuales, a lo que se registró en el año 2019.

Es importante resaltar que en las últimas décadas la pobreza en el Perú se redujo en forma importante, la información permite fundamentar una relación inversa entre el crecimiento económico y el comportamiento de la pobreza, a medida que la producción crece, con ella el empleo y los ingresos, por el otro lado, la pobreza se va reduciendo, mejorando las condiciones de vida de la población. Si los ingresos de los pobres y vulnerables aumentan, los niveles de desigualdad tenderán también a reducirse. Muchas lecciones surgen de la experiencia vivida en nuestra realidad económica y social. Ahora la pobreza afecta a 8,5 millones de peruanos, sólo esta cifra nos indica que aún hay mucho por hacer y por vencer.

[1] INEI Informe Técnico Evolución de la Pobreza Monetaria 2010-2011.